A LEER,…QUE SON DOS DIAS: Fragmentos- (David Tello)

2 Comentarios »

CAPITULO 24

Aunque no lo tenia nada claro decidí que mi hermano me llevase con esas personas que me podían proteger. No sabia si me podía fiar de el, pero tampoco tenia demasiadas opciones; acababa de salir de milagro de un tiroteo; venia de dar esquinazo al mismo F.B.I.; no estaba nada claro que pintaba Susan en todo esto…

Subimos todo el bulevar, cruzamos todo el centro hasta la catedral de St. Andrews y giramos en dirección al río, recorrimos parte del paseo y ya imaginé donde íbamos. Tenia toda la pinta de que íbamos al Yatch Club.

No me equivocaba, enseguida llegamos allí. En la puerta estaba esperándonos Torini, ese mafioso de medio pelo con zapatos llamativos que había conocido unos días atrás y con el que mi hermano estaba en deuda. Aquello ya me gusto menos, ¿como me iban a proteger aquellos aspirantes a gangster?

Mi hermano me dijo que no hablase, que se encargaba el, que solamente le siguiese la corriente. Salimos del coche y Torini nos recibió con un abrazo a cada uno y mucha zalamería. Pasamos dentro del club. El tipo fue directo al grano, le interesaba saber donde estaba la droga. Ademas desde el principio dejo muy claro que el dinero le daba igual.

-Mira Torini, mi hermano de momento no ha podido recordar nada.

-Venga ya, eso se lo cuentas a los payasos del F.B.I.

-Sabes que el F.B.I. no son los únicos que van detrás de mi hermano… A Livingstone se lo han cargado esta misma tarde.

-Si, ya lo sabía, los del rubio no se andan con tonterías. De todas formas ya sabes también que para mi todo esto solamente son negocios

-Si, ya lo se.

Yo estoy dispuesto a protegerlo, pero a cambio del paradero de la droga, hasta entonces no puedo hacer nada.

Entonces se me ocurrió, ¿por que no mentir y decir que había recordado algo y así estar protegido mientras ganaba algo de tiempo para poder recordar realmente?.

Mientras que dos de los hombres de Torini nos acompañaban hasta la puerta del local se lo comente a mi hermano Andrew. Me pidió que tuviese paciencia, que solo era un farol para ver si realmente sabia algo o no, una forma de presionarnos.

El camino hasta el coche se me hizo eterno, una vez que salimos del local aquellos tipos se quedaron en la puerta. Seguimos andando hacia el coche cuando el teléfono de uno de estos gorilas sonó. Contesto y simplemente asintió varias veces.

Nos metimos en el coche, mi hermano se estaba tomando su tiempo para arrancar. ¿Que debía hacer: esperar y no tragarnos lo que según mi hermano era un farol de Torini o tenia que coger las riendas salir del coche y decirle a Torini que sabía donde estaba la droga?

CONTINUARÁ……………
David Tello
ELIGE LA OPCIÓN QUE CREAS MÁS ADECUADA,Y APÓRTALA EN EL APARTADO DE COMENTARIOS DE LA SECCIÓN. ¡TÚ DECIDES EL DESARROLLO DE LA NOVELA!

FacebookTwitterGoogle+Compartir

2 Comentarios a “A LEER,…QUE SON DOS DIAS: Fragmentos- (David Tello)”

  1. BRUCE WILLIS Dice:
    mayo 9th, 2014

    no creer q es un farol

  2. Sigue con tu hermano en el coche, la sangre tira.

Deja un comentario