A LEER,…QUE SON DOS DIAS: Fragmentos- (David Tello)

CAPITULO 5

Cuando salí de la ducha volvió a sonar el teléfono. Esta vez contesté.

-¿Si?
-¿Sr. Playmouth?, soy el doctor Livingstone.
-Si, dígame
-Solo quería saber si podría venir el jueves una hora antes, y de paso preguntarle si había podido recordar algo más.
-Lo cierto es que si he recordado algo (no me dio tiempo a continuar)…
-Perfecto, este jueves me lo cuenta.
-De acuerdo, allí estaré.
-Recuerde, una hora antes.

Tan maleducado como siempre colgó sin darme tiempo a despedirme. Poco después llego Susan. Se le veía cansada así que le dije que se diese un baño mientras yo preparaba unos sándwiches para cenar. Hice unos de tres pisos: jamón, queso, lechuga, tomate mahonesa, pollo asado y cebolla frita con las rebanadas ligeramente tostadas. Deliciosos. Termine antes de que saliese de la bañera y no me pude resistir a mirar.

La puerta estaba entreabierta, por la abertura de esta llegaba a ver el espejo, donde trate de buscarla en el reflejo, pero el vaho me lo impedía. Tuve que pasar la puerta para poder verla. Era preciosa, una ninfula. Mas allá de su cabello rubio seguía un cuello perfecto alzándose sobre un escote profundo. Sus curvas eran una locura para mi imaginación.
Se dio cuenta que la estaba mirando.

-Perdona, yo…
-Schhhhhhh. Acércate.

Se levanto, se dio la vuelta y dejo caer toda el agua que había en la esponja sobre su cabeza, recorriendo después toda su espalda. Cuando me acerque empezó a desnudarme y a besarme… (Soy un caballero y como tal no daré los detalles)

Cuando me desperté tenía a Susan a mi lado en la cama mirándome fijamente.

-Buenos días Pat, iba a levantarme a preparar café. Espero que hayas pasado buena noche.
-La mejor que recuerdo (sonreímos los dos)
-Está bien, ahora me levanto.

Se levanto de la cama se puso un camisón y salió de la habitación. Yo también me levante, estaba todavía como en una nube. Me puse algo de ropa y sali a la cocina. Me tome el café mientras Susan me contaba que tenía que marcharse a trabajar y que hoy llegaría tarde también. Le dije que no se preocupase, que yo estaba bien. Se cambio y se marcho a trabajar.

A los pocos minutos sonó un teléfono en la habitación. Era el teléfono de Susan, se lo había olvidado. Me acerque y pude reconocer el número de teléfono. Era el número de teléfono del doctor Livingstone. ¿Por qué llamaba a Susan?.
Entonces me entro la duda, ¿debía o no debía contestar?

CONTINUARA……………

David Tello

ELIGE LA OPCION QUE CREAS MAS ADECUADA,Y APORTALA EN EL APARTADO DE COMENTARIOS DE LA SECCION,….¡TU DECIDES EL DESARROLLO DE LA NOVELA!.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

4 Comentarios a “A LEER,…QUE SON DOS DIAS: Fragmentos- (David Tello)”

  1. uranio 235 Dice:
    mayo 31st, 2012

    no contestes…

  2. Yo en principio no cogería el teléfono porque el Doctor ese,me da muy mal rollo.
    Pero como me cae mal,igual le vacilaría un poco ,y le diría eso de..”el Doctor Livingstone supongo”,que es mi segunda frase que desearía decír siempre ,después de …”¡siga a ese coche!.

  3. Sigma2 Dice:
    junio 2nd, 2012

    Yo contestaría a ver por donde sale el doctor

  4. lliwo Dice:
    junio 11th, 2012

    Yo no lo cogia

Deja un comentario