VIDA RURAL

Rams (El Valle de los carneros) (2015) – Grímur Hákonarson

RAMS PORTADA

Rams (El Valle de los Carneros)
Grímur Hákonarson (2015) – Islandia,Dinamarca, Noruega, Polonia.

Este mes os propongo descubrir una manera de vivir todavía vigente en nuestros días y que tenemos más cerca de lo que pensamos. Así que no hace falta irse a Bardardalur (lugar donde se rodó la película), ni siquiera viajar hasta Islandia para sumergirse en una realidad totalmente diferente a la nuestra. El ritmo de la vida se ralentiza de manera asombrosa en un lugar donde nada parece inmutarse y donde la naturaleza implacable rige las vidas de sus habitantes y los va curtiendo para que sepan amoldarse a sus reglas, día a día, durante el resto de sus vidas.

RAMS EL VALLE

Nos adentramos en la Islandia profunda, en una pequeña aldea (por llamarla de algún modo) donde dos hermanos, vecinos para más inri, llevan más de 40 años sin hablarse. Los dos hermanos, Gummi y Kiddi, son pastores, el único oficio que conocen, que les fue legado por su padre e intentan con todo su amor y trabajo conservar el linaje de su ganado. Pero un desafortunado hecho destapará todavía más la caja de los truenos entre los hermanos y pondrá en peligro algo más que su relación.

RAMS EL CORRAL

Quizás el clima tan duro de esas tierras haya endurecido el carácter de las gentes que habitan el Valle de los Carneros, hoscos, de pocas palabras y con un sentido del humor muy peculiar; no parece el caldo de cultivo ideal para mantener una buena relación. Por el contrario, la relación entre ellos y su ganado o su perro pastor no puede ser más opuesta. Durante toda la película podremos trazar paralelismos entre la relación de Gummi y Kiddi con sus animales, entre ambos hermanos o con los pastores colindantes.

GUMMI Y KIDDI

Pero que no os asuste el argumento, no hace falta que hayáis vivido o nacido en un pequeño pueblo para que os interese u os sintáis identificados con Rams (El Valle de los carneros) porque es esta una interesante y atractiva propuesta, una historia universal muchas veces contada, la de las relaciones humanas, y quizás os sintáis identificados en muchos momentos de la película.

RAMS EL CONCURSO

Así que abrigaos bien y preparaos para un largo y duro día de trabajo en el corral. Disfrutad de la implacable naturaleza a vuestro alrededor. Los días transcurrirán monótonos al pausado ritmo que marcan la luz, la lluvia , el viento y la nieve. Un ritmo pausado que nos eliminará el estrés y que conforme avance el metraje de la película irá in crescendo para dejarnos un apabullante final, uno de los puntos fuertes de la película, a la que quizás solo pueda achacarse algún tic “festivalero” que otro.

Accattone.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Mandarinas (2013) – Zaza Urushadze

MANDARINAS

PELíCULA RECOMENDADA (Artículo incluido en la publicación Compromiso y Cultura)

Mandarinas
Zaza Urushadze (2013) – Estonia

Ahora que nuestros políticos nos han llevado a una situación bastante inquietante en el tema catalán, después de que año tras año hayan creado el caldo de cultivo ideal para favorecer a sus propios intereses (económicos y políticos) hasta llegar hasta este irracional estado de confrontación, me gustaría que dieseis una pequeña oportunidad a esta pequeña película estonia titulada Mandarinas. Estaría bien proyectarla en el Congreso de los Diputados o en el Parlament de Catalunya, aunque creo que no está hecha la miel para la boca del asno, un asno que solo avanza si le ponen la zanahoria delante.Con “Mandarinas” no funciona.

LA MILICIA

La película nos narra las vicisitudes de Ivo,un carpintero de la región de Absajia,cuyo territorio quiere independizarse de Georgia aprovechando que la URRSS está desintegrándose. A pesar de que la guerra está cada vez más cerca de su pueblo, Ivo decide quedarse a ayudar a su amigo Margus a recoger la cosecha de mandarinas obviando el peligro que corren, ya que se hallan en una zona cercana a la línea de frente, donde la población civil ha huido por temor a las represalias de las diferentes milicias que pululan por la zona: absajios, georgianos, rusos y chechenos entre otros.

EL BOSQUE DE LA GUERRA

A partir de aquí os dejo que,observando la película,seáis los que intentéis buscar un sentido a la absurdidad de la guerra, a la confrontación humana, al odio, la barbarie y el racismo, en tan bellos parajes como son los bosques de Absajia.

Mandarinas es una película donde el humanismo lucha en condiciones muy desiguales contra la guerra, una guerra originada como siempre por los poderes fácticos que usan las diferencias (raza,lengua,religión,cultura,tradiciones,etc) a su conveniencia. Está claro que todos somos diferentes, ¿pero por qué o por quién tenemos que estar condenados a llevarnos mal y a no poder convivir en armonía?

IVO Y MARGUS

Mientras tanto, las mandarinas esperan a ser recogidas en los campos en una calma tensa sacudida de vez en cuando por el sonido de algún obús o el traqueteo de las ametralladoras,que cada vez es menos espacioso y más cercano.

Las mandarinas, coloridas y brillantes, de rugosa cáscara pero tacto fino, de aroma penetrante, también pueden ser dulces o ácidas como la vida misma. Después de ver la película quizás disfrutes de ellas de otra manera cuando vuelvas a comerlas.

Accatone