BAD RELIGION

Portadas con perros

Retomamos esta sección que últimamente teníamos un poco olvidada para mostraros algunas de las más representativas e innumerables portadas de discos en las que aparecen perros en su cubierta. Comenzamos con un grupo que sólo saco un par de discos, aunque tuvo su pequeño momento de gloria, llegando a telonear a los mismísimos Black Crowes. Hablamos de Gutterball, que en su segundo y último disco Weasel de 1995, nos mostraban la triste estampa de un bonito perro con cara de haber sido abandonado. El perro está sentado sobre la vía del tren como esperando que le rescates.

GUTTERBALL – Weasel (1995)

Más caritas de perros tristes, en este caso la portada que utilizó el grupo americano Beirut para ilustrar su single East Harlem, incluido en su tercer disco de estudio The Rip Tide del 2011, en el cual los pobres perritos parecen estar pasando mucho frío.

BEIRUT – East Harlem (2011)

Como tampoco tiene pinta de pasarlo bien esta perra barriobajera con tantos churumbeles que tiene que alimentar. Estética de barrio para la portada de uno de los grupos más callejeros del Rock español, Los Enemigos. Que en 1994 sacaron su primer disco con una multinacional, con el evidente título de Tras el último no va nadie.

LOS ENEMIGOS- Tras el último no va nadie (1994)

Más conocidas son la próxima serie de portadas que vas a poder contemplar. La primera es esta peculiar fotografía de un ejemplar de la raza húngara de perros denominada komondor, y que a primera vista parece un mocho de fregona volando por encima de una valla. Pues bien, este «olímpico perro» apareció en el álbum más vendido de Beck, Odelay. Beck estaba desesperado intentando encontrar una portada que le gustase para el discoy la encontró gracias a su novia, quien enseñó esta peculiar foto del perro en el último momento.

BECK – Odelay (1996)

Esta otra fotografía que está tomada en el canódromo de Londres sirvió para ilustrar el tercer álbum de Blur, Parklife (1994), obra cumbre del denominado Brit Pop, y un gran retrato de la clase media londinense, que por supuesto acudía los domingos a ver las carreras. La portada también refleja la competitividad sin sentido entre los burgueses anglosajones.

BLUR – Parklife (1994)

Impactante y lastimosa portada de un perro callejero al que le falta una pata, fue la que eligieron Alice in Chains para su homónimo álbum de 1995. Portada parecida a la música que contenía, cada vez más oscura y en ocasiones morbosa. La cubierta tuvo dos versiones: una con el estuche púrpura transparente y con el lomo amarillo verdoso, y otra con la combinación al revés.

ALICE IN CHAINS – Alice In Chains (1995)

Otro grupo con portada «perruna» y varias versiones fue la del grupo King’s X, titulada Dogman (1994). Quien tuvo cuatro versiones en colores rojo, verde, azul y amarillo, y fue diseñada por el artista León Alvarado. A pesar incluso de telonear a Pearl Jam, el disco no cumplió las expectativas de ventas que tenía la compañía discográfica, que a partir de entonces dejó de apoyar al grupo.

KING’S X – Dogman (1994)

Ahora vamos con un poco de polémica, como la espectacular portada creada por el fenomenal artista belga Guy Peellaert, para el disco Diamond Dogs de David Bowie. En él aparece el artista mitad hombre mitad perro. El problema surgió cuando en la parte perruna, que era la inferior, el dibujante dejó al descubierto los atributos, cosa que sentó mal en algunos países que censuraron la portada y obligaron a que no hubiese nada en los «bajos» del Bowie perruno.

DAVID BOWIE – Diamond dogs (1974)

Igual de polémica fue la portada que realizó el mítico creador del grupo de diseño Hipgnosis, Storm Thorgerson (recientemente fallecido) para el séptimo álbum de estudio de los alemanes Scorpions, titulado Animal magnetism (1980). En la portada, la chica y el perro admiran el magnetismo animal del mozo, y en la contraportada el perro se abalanza sobre la bragueta. Para colmo en la funda interior del disco el perro sale relamiéndose entre imágenes de olas.

SCORPIONS – Animal magnetism (1980)

La próxima portada es todo un homenaje y una parodia de la que ilustró el disco Pet Sounds de los Beach Boys. Se trata de la del disco Ass Cobra (1996) de los irreverentes noruegos Turbonegro. Eso sí, cambiaron la cabra que salía en la portada original, por un pastor alemán con cara de muy pocos amigos.

TURBONEGRO – Ass cobra (1996)

Esta portada es una autoparodia del propio Paul McCartney a su disco con los Beatles, Abbey Road. Sobre ese álbum hicieron un montón de macabras conjeturas con todos los pequeños detalles que aparecieron en ella: por ejemplo, que la matrícula del coche que aparecía en la foto quería decir que Paul estaba muerto, y que Paul fuese el único que cruzase el paso de cebra descalzo significase lo mismo. Comparado con la mítica portada de Abbey Road, en esta ocasión Paul es llevado por su bonito perro por el paso de cebra. Ahora Paul va calzado, con el paso cambiado y la matricula del coche cambia para que los dígitos y las letras indiquen al igual que el título de este disco de directo grabado en 1993, que Paul is live.

PAUL McCARTNEY – Paul is live (1993)

Portadas de grandes músicos junto a sus perros hay muchas, así que para que veas un ejemplo aquí tienes una de Van Morrison junto a su novia paseando a dos galgos. Se utilizó para la portada de su disco Days like this de 1995.

VAN MORRISON – Days like this (1995)

En esta ocasión fue el propio músico Samuel Bean el que se encargó de realizar la portada de su grupo Iron and Wine. Para ello pintó a un perro pastor para su disco de idéntico título The shepherd’s dog.

IRON AND WINE – The sheperd’s dog (2007)

Vamos con un par de agresivas portadas. En primer lugar, con la del Recipe for hate (1993) de Bad Religion, en la que se utiliza visualmente la expresión «lobos con piel de corderos». En esta ocasión dos perros muy malhumorados están vestido de etiqueta, representando a los políticos y a los poderosos. La portada es obra del artista Fred Hidalgo.

BAD RELIGION- Recipe for hate (1993)

Agresiva a más no poder, es la portada con este perro de tres cabezas que utilizaron The Rods para la cubierta de su tercer album Wild Dogs de 1982.

THE RODS – Wild dogs (1982)

Y para finalizar un capricho personal, esta tierna portada con un simpático bóxer. Aparece en la cubierta del disco de 1998 del grupo londinense Squeeze, titulado Domino. Un álbum en el que te vas a encontrar una música tan agradable como la portada que lo representa.

SQUEEZE – Domino (1998)

Share
Sin comentarios »