YOGHOURT DAZE

DISCO RECOMENDADO: Yoghourt Daze / You’re the best (Loli Jackson – 2001)

elefant

Hoy me toca hablar de otro grupo «maldito», uno de esos que no tuvo la suerte de estar en el sitio justo en el momento indicado, me refiero al trio madrileño Yoghourt Daze. Ellos lanzaron su segundo disco de estudio, You’re the best, el año 2001, justo cuando el éxito del rock alternativo español se diluía como azucarillo en el agua.

Y no fue precisamente por no intentarlo. Los componentes del grupo se fueron a vivir a Londres en 1993, justo cuando se cocía el fenómeno del Brit Pop. Allí formaron la banda, a la que pusieron el nombre de su postre preferido, el yogur de marihuana. Se patearon multitud de garitos, primero viendo conciertos, y con el paso del tiempo tocando en algunos de ellos. Incluso llegaron a actuar en el Festival de Glastonbury sin siquiera tener nada grabado.

En Inglaterra eran como un grano de arena en el desierto, pero a pesar de todo, el grupo se quedó más tiempo por allí disfrutando el momento. Craso error, porque no se dieron cuenta de que en España comenzó a explotar el movimiento Indie, con cada vez más sellos independientes apostando por nuevos grupos. Así que un par de años más tarde de lo debido vuelven a España, donde no tardan en encontrar un sello que edite su primer disco, Licantropía, en 1999. Dos hermanas llamadas Amparo y Cristina Llanos, a las que les encantó el grupo, y que gracias al éxito con su grupo Dover montaron su propio sello discográfico, no dudaron un momento en fichar a Yoghourt Daze, para lanzar su segundo disco.

Así que después de reclutar al nuevo batería Roberto Lozano, y como tenían un montón de canciones compuestas que ya las habían ido tocando en sus bolos, eligieron doce, que grabaron con el productor Dani Alcober. Este último había producido previamente el exitoso segundo disco de Dover. Y así dieron forma a You’re the best, un buen trabajo de pop-rock tamizado a veces por el sonido Grunge que había marcado a toda una generación de jóvenes en los noventa.

El álbum se abre con el temazo Jubilee y unas guitarras de claro aroma Nirvanero, con unas deliciosas melodías vocales por parte de Daniel de las Heras que serán tónica habitual en todo el disco. El nivel no baja y llega el tema que titula el disco You’re the best, de aire más Pop, otro hit single en el que el grupo madrileño combina maravillosamente melodía y guitarras potentes.

Con I’ll give you a star mantienen el nivel por todo lo alto, de nuevo vuelve ese sonido de guitarras con el sello Seattle y se mantienen esos pegadizos estribillos llenos de ritmo y melodía. En Chameleon el sonido se oscurece y endurece un poco, ahora la música se torna mas densa, y el bajista J. Tello asume el protagonismo. El aroma del tema nos conduce hacia el sonido de bandas como Soundgarden.

El disco sigue por derroteros más poperos con temas como Leave it alone, o el tranquilo y melancólico Young,  pero eso dura poco ya que vuelve la velocidad y la rabia con In this town, donde el sonido de la batería vuelve a evocar el sonido Seattle. Un tema que sobresale es sin duda Keep it in, con ese ritmo machacón y ese bonito y emotivo estribillo, otro de mis favoritos del disco.


Otro tema guerrero, y quizá con un cierto toque Punk, es Not decided, ejecutado con poder y actitud, es rápido y veloz. Y ya para ir terminando el disco, están el potente Funk de Us or them, con aires a los Rage Against the Machine. Y, como regalo, un tema escondido, que sigue por esos mismos derroteros mirando a los por entonces nuevos sonidos emergentes del Nu Metal y de grupos como Kid Rock o Limp Bizkit.

En definitiva, un disco que salió en un mal momento, pero que a día de hoy sigue sonando tan fresco, poderoso, y emotivo como cuando lo escuché por primera vez hace una década. Si te gusta el Rock Alternativo o el sonido Seattle, es un pecado que no esté en tu colección.

Share
1 Comentario »