Saliendo del armario

Georgie Dann

SALIENDO DEL ARMARIO/ Georgie Dann

Aprovechando esta sección quiero romper una lanza a favor de uno de los músicos más infravalorados de la historia, el ínclito Georgie Dann. Podéis empezar a descargar vuestro odio contra mi persona y la de mi adorado protagonista, pero todo lo que digáis será convenientemente rebatido con argumentos de peso y amplia documentación si hiciese falta. Quizás podríais empezar acusando al bueno de Georgie Dann de ser un producto prefabricado y no tener ni idea de música. Nada más lejos de la realidad, ya que el pequeño Georgito nació dentro de una familia llena de músicos y artistas, y desde pequeño empezó a tocar diferentes instrumentos.

No contento con ello, estudió durante ocho años en el Conservatorio de París, (sí, el artista era francés, aunque creo que si hubiese dicho que provenía de algún país suramericano, también nos lo hubiésemos creído) y además curso la carrera de magisterio, y fue profesor de primaria durante algún tiempo. Georgie Dann, además de escribir sus canciones (llegó a componer la música de la versión francesa de Blancanieves y los 7 enanitos de Disney), es un gran clarinetista, y tampoco se le dan nada mal el acordeón y el saxo, ¿qué, cómo te quedas? Gran amante del Jazz, formó varias bandas de corte más roquero durante su juventud, llegando a telonear al mito del Rockabilly Gene Vincent. Palabras mayores, ¿no?.

Fue elegido con gran acierto por Francia para representar su canción en el Festival del Mediterráneo de Barcelona, y digo con gran acierto porque a partir de entonces Georgie se enamoró del país, aprendió el idioma, e hizo que a partir de entonces los veranos hispanos fuesen más alegres y luminosos. El año 1969 fue el pistoletazo de salida, con su éxito de difícil pronunciación, El Casatschok. Esta canción fue la propuesta más arriesgada de su carrera, porque a partir de entonces sus temas tuvieron estribillos fáciles de corear, y es que lo más sencillo es rimar barbacoa con barbacoa, y cuando lo hayas hecho muchas veces rematas con barbequiú,… y te quedas con todos.

No me digas que arrastrado/a por el efecto del calor, o quizás por el exceso de alcohol, no te has dejado llevar por el ritmo de las canciones de Georgie Dann, esos temas tan alegres, con ese doble sentido y el humor tan particular, y a veces picante del artista francés. Y es que no me puedes decir que El chiringuito, La barbacoa, El Bimbó, El africano, El Koumbo, o El negro no puede no se parecen, …¿acaso AC/DC y Status Quo no llevan 40 años grabando el mismo disco? Y bien que los respetas.

¿No será que tienes envidia de la eterna juventud de Georgie Dann (que por cierto tiene 72 años), de su bronceado permanente y ese pelazo que sigue luciendo? Elimina tus tabúes y reticencias, sal del armario ataviado con una camisa estampada con imposibles colores y unas holgadas y también coloreadas bermudas, y proclama a los cuatro vientos tu adhesión sin límites a la causa de Georgie Dann, ¡ya somos muchos!, quizás y mientras canturrees El chiringuito, unas cuantas mozas en bikini se pongan a danzar junto a ti. ¿Que eso es imposible? Si no lo haces nunca lo sabrás, de momento confiésalo todo en esta sección de Ábrete de Orejas.

Share
2 Comentarios »

Modestia aparte

SALIENDO DEL ARMARIO/ Modestia aparte

Eras la chica cándida virginal e inocente de la clase, todos sospechamos que a ti te gustaban Modestia Aparte, tú disimulabas como podías, y jamás reconociste tu debilidad. Fue todo un error, pudimos ser algo más que amigos, porque sí, lo reconozco ahora aunque ya sea demasiado tarde, no se por qué,… pero A MÍ TAMBIÉN ME GUSTABAN MODESTIA APARTE. Modestia Aparte Imbécil fue un jovencísimo grupo madrileño que se formó allá por 1987. Su pequeño momento Punk duró lo mismo que los 400 euros del presidente Zapatero. Al poco tiempo acortaron su nombre a Modestia Aparte, y se pusieron a hacer baladitas tontorronas como Playas de Mazarrón, con lo que los punks respiraron aliviados.

Chicos limpios y aplicados, para principios del 88 ya tenían una maqueta con la que se pasearon por todas las multinacionales (y alguna provincial) de la capital y alrededores. El veredicto de aquellas fue unánime: «estos chicos no llegaran a nada». Hasta aquí todo bien, los chicos deberían haberlo dejado e intentado sacarse una carrera digna y un puestazo remunerado. Pero la vida no es perfecta ni mucho menos sabia, como dicen algunos.

El productor Pablo Pinilla cambió el curso del Pop español, y además de grabar nuevos temas con el grupo, consiguió que la pequeña compañía discográfica Salamandra les grabase su primer disco y nos bombardease sin clemencia con el single Chirimoya. Dio comienzo el principio del fin… Más de 50.000 españolitos, abducidos quizás por el mensaje subliminal u oculto de la cancioncilla de marras, se dejaron sus cuartos en el disco Por amor al arte… (Iker Jiménez sigue estudiando el caso). Envalentonados, los jóvenes capitaneados por Fernando López, una de las voces más «personales», «intransferibles» e «inimitables» (por llamarlo de alguna manera) del Pop español, se lanzaron con un disco que esta vez sí conquistó nuestros corazones llenos de inocencia, felicidad, e imbecilidad por aquel
entonces. El artefacto se llamó Cosas de la edad, y sonaba como si un grupo musical de jóvenes catequistas acabasen de descubrir el kalimotxo en un estudio de grabación.

Temas picarones pero sin maldad, pecadillos de adolescentes sin mala intención que nos hicieron ponernos muuuuy tontorrones, y a ellas comprarse por primera vez la revista Vale. Canciones como Es por tu amor, Cosas de la edad, o esa fenomenal interpretación de Pasión, el mejor tema sin duda de su carrera, nos mantuvieron una temporada inmersos en la edad del pavo, esa de la que alguno de nosotros jamás volvimos a salir. El reventón de ventas del disco y el buen rollito que había en sus conciertos hicieron que las multinacionales subsanasen su error y, cual Manchester City, la poderosa Polygram se llevó a Modestia Aparte a su potente escuadra.

En Polygram y todavía con más promoción si cabe, lanzaron en 1991 el disco Historias sin importancia, del que pasaron a la posteridad canciones como Trapos sucios, platos rotos y algunas fotos, y el «espectacular» videoclip de Cómo te mueves, con el que Modestia Aparte nos dejaban con un palmo de narices a sus seguidores, muchos de los cuales (la mayoría), seguíamos sin estrenarnos en el plano afectivo. Ellas en cambio, seguían leyendo el Vale pero se lo hacían con chicos mayores.

Y es que los Modestia se hacían mayores, y al año siguiente, tras lanzar La línea de la vida, cuando estaban en la cresta de la ola, el grupo empezó a resquebrajarse. En el siguiente disco, titulado simplemente Modestia aparte, y que tuvo escasa repercusión, sólo continuaron el bajista Carlos Palma y el cantante Fernando López, que se quedaría solo en el grupo al poco tiempo. Modestia Aparte tocaba a su fin,… o eso creíamos. Pasaron los años, y en 2002, los millones de fans de Modestia Aparte que poblamos el mundo salimos por fin de nuestro anonimato cuando se reeditó una grabación en directo con todos los éxitos de nuestra banda favorita. En un hecho sin precedente salimos del armario y proclamamos a los cuatro vientos, incluso a nuestros hijos, nuestro fervor incondicional por el grupo. El inesperado éxito de ventas hizo que se reactivara la banda, e incluso que grabase un nuevo disco con el apropiado título de Esto debe de ser amor.

Pero los fans no queremos nuevas canciones ni nuevos componentes: queremos escuchar las canciones que hace ya unos cuantos años nos hacían creer que la chica que tenías al lado te estaba mirando… aunque realmente estuviese leyendo el Vale. Sé que es duro (casi como una lobotomía) tener que sacar a la luz estas miserias. ¡Pero sé fuerte! ¡sal del armario! y descúbrenos tus experiencias con esa buena banda, y mejor persona que es Modestia Aparte.

Share
6 Comentarios »

Emilio Aragón

SALIENDO DEL ARMARIO/ Emilio Aragón

Nuestro vicio musical inconfesable de la sección de hoy es todo un showman, y es que de casta le viene al galgo. Emilio Aragón se familiarizó desde pequeño con el mundo de la televisión, y trabajó junto a su gran y payasa familia en Televisión Española en el programa El gran circo de TVE. Sí, ese que todos llamábamos los «Payasos de la tele», o «los Milikis».
Pronto demostró una gran capacidad cómica y se lanzó a la aventura en esa fantástica serie de sketches de humor llamada Ni en vivo ni en directo, en mi opinión el mejor trabajo de su carrera. En 1991 Emilio Aragón triunfaba por todo lo alto en la televisión, con esmoquin y zapatillas deportivas concretamente, en el por entonces joven canal Telecinco. Su programa VIP destacaba entre la pobre programación de la cadena, donde faltaban de series y programas autoproducidos (actualmente le sobra material,… pero la programación sigue siendo igual de pobre).

VIP Tarde, VIP Guay (para los niños), VIP Noche, la verdad es que Emilio Aragón salía hasta en la sopa, bien flanqueado, eso sí, por las inefables y deslumbrantes Mama Chichos (¡Dios mío, qué país!). Aprovechando el tirón, el polifacético artista, y más polifacético todavía empresario (parece mentira que naciese en Cuba) fue adquiriendo más y más poder económico y mediático, hasta convertirse a día de hoy en el dueño de una de los más importantes grupos de comunicación del país, Globomedia. No contento con eso, se sacó de la manga un disco que impactó nuestros pabellones auditivos durante el verano del 91. El engendro se tituló Te huelen los pies, y en él, Emilio Aragón fue fusilando canción a canción, estándares de viejos temas del rocanrol, canciones de tres acordes a las que el cómico ponía facilonas letras que parecían orientadas al público infantil, con un ligero toque de humor, tan facilón como las letras.

El primer single fue el tema que abrió y dio nombre al disco Te huelen los pies, uno de los estribillos más coreados en piscinas, gimnasios y lugares de trabajo durante la época estival de ese año. También se sumergió en ambientes funkys con el tema Cubatita de ron, toda una apología del alcoholismo. Otro de los temas que salió como single, y en el que fusilaba el riff del Not fade away de los Rolling Stones, fue Yo tengo una bolita, que en mi opinión no se puede cantar con más desgana, pero que cuajó en un sector del por entonces desorientado público musical, (aunque también estilísticamente hablando, andaba un poco perdido). Siguen los plagios sin descanso y con descaro en canciones como 422 de Berlín, Dónde estabas tú, en el que ejerce de Bobby McFerrin, y una pegadiza Hey Mr. Waiter, donde el parecido con el Louie Louie, es más que evidente, pero eso también lo hicieron los Kinks en su día, así que se lo podemos perdonar.

Pero sin duda la canción que le hizo pasar a la posteridad en el mundo de la música fue Cuidado con Paloma, la autentica triunfadora de ese verano. Un tema que ha seguido traspasando generaciones y generaciones, y que nos hablaba de la obsesión que comenzaba a causar furor ya por aquél entonces de hacerse la cirugía estética. Al igual que un implante mamario es imposible sacártelo de dentro (a no ser que seas Anita Obregón ,y vayas volando a 8.000 pies de altura). Después del rotundo triunfo de Te huelen los pies, Emilio Aragón continuó exprimiendo la gallina de los huevos de oro, y sacó dos discos más, Eso Es Así (1992), y Atrapado (1993), en los que erróneamente intentó convertirse en un cantante serio,… cosa que no nos hizo ninguna gracia, sólo se salvó la roquera versión de Susanita. Lo mismo le pasó con su carrera artística, donde tampoco nos hicieron ninguna gracia series como: Médico de familia, Javier ya no vive solo, o Casi perfectos. Pero bueno, eso ya es otra historia…

Share
Sin comentarios »

Sabrina

SALIENDO DEL ARMARIO/ Sabrina

Ahora que nos encontramos en verano, y la canícula aprieta, mi mente empieza a evocar refrescantes imágenes guardadas a fuego en el subconsciente desde mi más tierna infancia. En la mayoría de ellas aparecen siempre tres elementos: música, agua fresquita,… y protuberancias femeninas… El porqué deberíais preguntárselo a Sigmund Freud, o quizás a una tal Sabrina Salerno. Y me da que mejor vamos a hablar de esta última, que es más adecuada para esta sección. Pues bien, corría el año 1987, época en la cual la música Italo Disco invadía sin remisión el sur de Europa, cuando un refrescante video de una pegadiza canción empezó a sacudir las conciencias (…y otras cosas) de la mayoría de jovenzuelos (y mayores) que no reaccionaban a ningún estimulo exterior mientras visionaban el videoclip.

La canción se titulaba Boys, y estaba grabada cutremente en la piscina de un hotel,… aunque no me preguntéis muchos más porque mi vista se centraba en ese glorioso bikini blanco que parecía a punto de desaparecer entre los voluminosos atributos de la fogosa genovesa. Sabrina Salerno comenzó como modelo, y después entró en el mundo de la televisión, hasta que en 1986 hizo de la mano de un DJ sus pinitos en el mundo de la música.

Un año después, conquistó España: primero con su aparición estelar en el Un Dos Tres (el programa más visto del país) y después en la escandalosa actuación en el programa especial de la Nochevieja de 1987 (que marcó a toda una generación), con las tomas falsas emitidas íntegramente (en las que se podía observar claramente como los obuses de la italiana se salían más de lo recomendable de su escaso top). El director del especial, Hugo Stuven, muy astuto él, dijo a la cantante y a su representante que esas imágenes no saldrían. Pero, a sabiendas del impacto que iban a generar, se emitió la actuación integra sin ningún tipo de censura.

Después de ese terremoto, la industria del entretenimiento vio el filón, y llegó el momento «pechos musicales». La televisión empezó a llenarse de cantantes femeninas bien servidas de busto, aunque la única que llegó a hacer un mínimo de sombra a nuestra italiana fue la inglesa Samantha Fox, a la que los medios ponían como gran competidora, y con quien hace tan sólo dos años grabaron juntas un cover del tema Call me, de Blondie. Demasiado tarde quizás,… y bueno, todos nos imaginábamos un combate entre las dos cuerpo a cuerpo de otra manera (mínimo una pelea de barro).

Aunque ha habido muchas críticas contra Sabrina, tachándola de que cantaba mal, y que sólo se valía de su cuerpo para vender discos, la verdad es que desde Ábrete De Orejas queremos destacar la importante labor social y educativa que hizo esta señora a finales de los 80, especialmente entre los más jovenzuelos. Así que tengan a bien en considerar esta sección mensual un homenaje especial a la personalidad de Sabrina Salerno.

Share
5 Comentarios »

Viceversa

SALIENDO DEL ARMARIO/ Viceversa

Hace no mucho tiempo,… (bueno sí, hace más de 20 años), la información que teníamos sobre lanzamientos discográficos y nuevos grupos era bastante escasa, y es que todavía no estaba nada extendido esto del internet en el ámbito familiar. Así que ocurrían cosas como que escuchabas el primer disco de Viceversa en solitario por la radio, y te pensabas que esos Viceversa eran el grupo de acompañamiento de Joaquín Sabina, que se lanzaban a la aventura musical, cual The Band, tras independizarse de Bob Dylan

Claro, de primeras te sorprendía bastante el giro musical de una banda que venía de territorios clásicamente roqueros. Pero todavía más después de ver las primeras apariciones televisivas de Viceversa, me chocaba la juventud y ese look de chonis poligoneros que adoptaban ahora en su nueva andadura.

Y cuando al final te enterabas de que este dúo de jovenzuelos de Badalona no tenían nada que ver con la banda de acompañamiento del gran Sabina, ya era demasiado tarde. Las emisoras de radio te acribillaban con ese tema titulado Ella (tu piel morena), que se te clavó hasta en el tuétano de los huesos, y hasta el día de hoy no has podido sacártelo de tu interior.

Corría el año 1992 y unos jovencísimos hermanos Ángel y Carlos Beato se convirtieron en el primer grupo español de Techno Pop en triunfar por todo lo alto. La culpa, además de la canción anteriormente reseñada, la tuvo su álbum Un amigo de verdad, que también tenía canciones como la que da titulo al disco, No es verdad, Sensaciones, o No te puedo olvidar que funcionaron de maravilla en las pistas de baile.

Después, poco más se supo de ellos: varios discos que pasaron sin pena ni gloria por el mercado discográfico, un grandes éxitos en el 2000, y una vuelta que nadie pidió en 2009, con disco e intento fallido de representar a España en el festival de Eurovisión. Pero todos los años cuando los rayos del sol nos anuncian que va llegando el verano, desde mi interior brota cual sombrilla playera el inefable tema Ella, y lo único que puedo hacer para que el recuerdo no achicharre mi cerebro, es cambiar la letra de la canción,…»Tu piel morena sobre la arena, nadas igual que una ballena, tu pelo grasiento moldea el viento, cuando te miro algo se me revuelve dentro».

Sólo queda esperar que Joaquín Sabina (cuando se canse de Joan Manuel Serrat) haga una gira por teatros con Viceversa, sí, los de Ella (tu piel morena) con entradas gratuitas para todos los que compramos su disco pensando que eran los Viceversa del famoso doble disco en directo en Madrid, con Javier Krahe, Gurruchaga y compañía.
Cuéntanos tus experiencias íntimas con Viceversa, sabes que puedes hacerlo desde el anonimato más absoluto.

Share
8 Comentarios »

Raffaella Carrá

SALIENDO DEL ARMARIO / Raffaella Carrá

En esta vuestra sección favorita, contamos hoy con una polifacética artista a la que seguro adoras en la intimidad de tu hogar, y sin duda sigues homenajeando, cuando ves las reposiciones que hacen en la televisión de algunos de sus programas tan exitosos en la década de los 80 y los 90, en los que llevó las riendas esta incombustible mujer de cabello platino. ¡Sí!,… hablamos de la italiana del flequillo, y de la «sacudida» craneal, la siempre joven ¡¡Raffaella Carrá!! Una mujer que empezó en el mundo del cine siendo una adolescente, y que probó suerte en los estudios de
Hollywood animada por el éxito de otras compatriotas como Sofía Loren, o Gina Lollobrigida, y aunque consiguió papeles compartiendo reparto con grandes actores, Raffaella se dio cuenta de que el modo de vida americano no era para ella.

De regreso a Europa Raffaella siguió trabajando en el mundo del cine, pero
fascinada por los musicales que había visto en América. Una vez de vuelta, y concretamente en París, decidió dedicarse al mundo de la televisión. En 1970 consiguió su primer programa en la televisión italiana como presentadora, donde de rebote grabaría más tarde la canción de la
sintonía del programa. Acabó convirtiéndose en un éxito en toda Italia, gracias también (todo hay que decirlo), al vestuario casi mínimo que la brava Raffaella lució en el video de la canción, provocando un escándalo nacional. Animados por el éxito de ventas del single, los mejores productores y compositores de canciones del país trabajaron para crear una colección de temas que pudiesen sonar en las pistas de baile, y de la noche a la mañana Raffaella se convirtió en una estrella de la canción.

Pero la rubia platino quería más y más, y entró con la misma fuerza que
derrochaba en sus tórridas coreografías en el mercado hispano, con una recopilación de sus mejores temas en Italia, adaptados muchos de ellos al castellano. Corría el año 1975 y Raffaella llegó para instalarse en el corazoncito de muchos españoles, que quedaron prendados de la potencia y el desparpajo de la italiana. Pronto comenzó los programas en televisión española, esos inolvidables La hora de Raffaella Carrá, y ya en los 90, ¡Hola Raffaella!, en los que se convirtió en un fenómeno mediático sin igual hasta entonces.

Así que no te hagas el remolón/ona, y cuéntanos tus experiencias más
íntimas con la gran Raffaella Carrá, háblanos de tus canciones favoritas, o de esos amores platónicos (o un poco más ardientes), que sufrías cada vez que la italiana se contoneaba provocativamente por los escenarios cantando sus éxitos. Sabemos de muy buena tinta que estás deseando fervientemente que llegué la Nochevieja, la cena de tu trabajo,… o alguna boda, para poder bailar con desenfreno los grandes hits de Raffaella y luego echarle la culpa de ello al garrafón,… o a la barra libre, jeje.

Canciones como Fiesta, En el amor todo es empezar, ¡Qué dolor!, Rumore, o Para hacer bien el amor hay que venir al sur están entre tus favoritas, no lo niegues, ¡sal del armario! y demuestra sin tapujos tu amor por los atributos de Raffaella Carrá,… tienes esta sección para hacerle tu merecido homenaje (se aceptan sueños húmedos). Por cierto, esta buena señora está a punto de cumplir los 69 años,… pero qué queréis que os diga, ¿os la podéis imaginar como una apacible anciana? ¡¡Imposible!!, ¡¡Raffaella es de otro planeta!!

Share
3 Comentarios »