EMPLEO

The assistant (2019) – Kitty Green

THE ASSISTANT CARTEL

PELíCULA RECOMENDADA (Artículo incluido en la publicación Compromiso y Cultura)

The assistant
Kitty Green (2019) – Estados Unidos

Este mes os quiero presentar a la joven y prometedora directora australiana Kitty Green. Hasta el momento su filmografía estaba compuesta por dos documentales y un cortometraje, todos ellos con un nexo en común: una mirada crítica al papel que ocupan las mujeres en la sociedad actual. Con su primer largometraje, The assistant, mantiene esos mismos registros y la capacidad de convencer a la crítica que siempre ha premiado todas sus creaciones en diferentes festivales de cine independiente.

THE ASSISTANT COMPAÑEROS DE TRABAJO

The assistant nos cuenta la rutinaria vida laboral de Jane, una joven cuya ilusión es ser algún día productora de cine y que, después de graduarse en la universidad comienza a trabajar como asistenta para un importante ejecutivo de una no menos poderosa empresa audiovisual. Como quien dice, Jane es el último mono de la empresa, la primera en llegar y la última en irse, intenta hacer bien su trabajo y acaba cada día agotada, pero el estrés y la rutina de su jornada laboral no serán la mayor de sus preocupaciones.

THE ASSISTANT ESTRESS 2

Esta podía haber sido una polémica película basada en hechos reales y hubiese tenido muchísima más relevancia en los medios de comunicación de la que está teniendo. Pero nada más lejos de la realidad; su directora busca alejarse de la publicidad gratuita y enfoca la historia desde el lado completamente contrario y de una manera aséptica. Nos muestra, cual si fuese un documental, la vida de Jane, que podría ser la de muchísimos jóvenes que se adentran con ilusión en el mundo laboral por primera vez en su vida.

THE ASSISTANT LA NUEVA 2

Naturalmente, te darás cuenta de que esta película tiene muchas similitudes con el famoso caso de Harvey Wenstein, detonante del movimiento de denuncia #Metoo, y su gran virtud aparte de contarnos la historia desde dentro sin referirse a ella en ningún momento, es cómo además nos ofrece con una precisión que asusta lo que nuestros hijos se van a ir encontrando en sus trabajos -si es que los consiguen- y el precio que van a tener que pagar por intentar mantenerlos. Clara queda la posición dominante del poder en todos los estamentos de la empresa, la individualidad a la que están abocados los trabajadores, que tienen miedo a perder su posición porque saben que hay muchos por debajo esperando a ocupar su puesto. Esta forma de trabajar de las grandes empresas crea, además de estrés, una especie de autodependencia del trabajo que aísla cada vez más al empleado de su círculo familiar y amistades.

THE ASSISTANT TRABAJANDO

La directora nos muestra la película de una manera que hace que la asfixiante jornada laboral que cual día de la marmota comienza Jane cada día se vaya metiendo en nuestro cuerpo y nos haga sentirnos tan impotentes como a ella; nos sentiremos solos, utilizados, hasta se nos hará un nudo en la garganta y apretaremos los puños con rabia cuando veamos a Jane luchar por mantener a flote su dignidad.

THE ASSISTANT RECURSOS HUMANOS

Con una limpia y fría fotografía y una banda sonora casi inexistente, tendremos que estar atentos a los pequeños detalles de Jane en su trabajo, una mirada, una conversación lejana que se escucha en la oficina de al lado, un simple saludo o despedida, hasta la manera de sentarse o de limpiar una taza de café son importantes en esta película que deja caer todo su peso en una joven actriz, Julia Garner, que está comedidamente sublime.

THE ASSISTANT RUTINA

Así que os recomiendo que veáis The assistant sin caer en su trampa, porque cuando acabe os va a dar la impresión de que no ha empezado todavía. Poned los cinco sentidos en ella y no dejéis escapar ni el más mínimo detalle, porque la película vale más por lo que no muestra que por lo que cuenta, y, como en la vida real, es bastante más inquietante lo que ocultamos en nuestro interior cada uno de nosotros.

Accatone

FacebookTwitterGoogle+Compartir

El precio de un hombre (2015) – Stéphane Brizé

El_precio_de_un_hombre-557971514-mmed

PELíCULA RECOMENDADA (Artículo incluido en la publicación Compromiso y Cultura)

El precio de un hombre
Stéphane Brizé (2015) – Francia

El paro sufrió en España su máximo apogeo en plena crisis de la «burbuja inmobiliaria» el año 2012 llegando a los seis millones de personas, un 25% del total de personas activas (es decir 1 de cada 4 estaba en paro ese año). Escalofriantes cifras que a partir de entonces han ido disminuyendo hasta bajar de los 4 millones el pasado año. Pero con la excusa de la crisis, los sueldos se redujeron, el poder adquisitivo de los trabajadores se ha ido devaluando año a año, y lo que es peor los nuevos puestos de trabajo que se crean tienen unas condiciones todavía más precarias que en la época de la crisis.

EL PRECIO DE UN HOMBRE CASA

Todo esto son datos, pero si queréis reflexionar un poco de adonde nos lleva el presente y el futuro laboral es una buena idea ver «El precio de un hombre», que aunque sea de nacionalidad Francesa nos presenta una radiografía del problema laboral, que en muchos puntos es calcada a la que han y están sufriendo muchos trabajadores Españoles.

EL PRECIO DE UN HOMBRE HIJO

La película nos narra la vida de Thierry un hombre ya en la cincuentena, que lleva casi dos años en paro intentando volver a entrar en el mercado laboral por todos los medios que la administración Francesa le ofrece. El actor Vicent Lindon que encarna el papel de Thierry realiza una excelente actuación, que fue premiada en su momento en varios Festivales, y consigue hacernos participes de su situación en todo momento.Podría ser cualquier vecino de nuestro barrio en su misma situación,una persona honesta que lucha por sacar adelante a su familia.

EL PRECIO DE UN HOMBRE TAQUILLA

El director de «El precio de un hombre», Stépahe Brizé se encarga desde el principio de hacernos creíble la película, utilizando en la mayoría de personajes a actores no profesionales primero, y dejando a la cámara como mera espectadora de los hechos que van a acontecer después. La película toma así un aspecto casi de documental y nos acerca más si cabe a un drama tan conocido por la mayoría de nosotros como es el desempleo.

EL PRECIO DE UN HOMBRE TRABAJO 2

Una virtud de la película es prácticamente no emitir ningún juicio sobre la sociedad en que vivimos, mostrándonos el día a día de un parado que va a tener que empezar a tomar decisiones. Esto va a hacernos reflexionar durante toda la película, en especial a partir de la mitad, donde se produce un giro en los acontecimientos. Pero claro no voy a hacer ningún spoiler. Simplemente os recomiendo que veáis «El precio de un hombre» una película donde la crisis, el paro y el capitalismo van de la mano deshumanizando un poco más si cabe al trabajador. Quizás si hubiera visto esta película Karl Marx no hubiese dejado para la historia esa cita tantas veces repetida «El trabajo dignifica al hombre»

Accattone.