DISCO RECOMENDADO

DISCO RECOMENDADO: Hoodoo Gurus / Stoneage romeos (Acadia – 1984)

hoodoo gurus

Australia… la gran desconocida, así podríamos ilustrar la historia musical de ese continente tan lejano. Sí, ya sé que te vienen algunos míticos nombres de bandas australianas a la cabeza,…pero ¿serías capaz de citar a más de una docena? Seguramente entre las que se te ocurran no incluirías a este fenomenal grupo de Sídney que comenzó su carrera musical a principios de los ochenta, los fantásticos Hoodoo Gurus.

Pues bien, su primer larga duración lanzado en 1984 y titulado Stoneage Romeos nos deja un fenomenal disco en forma de cóctel roquero de Power Pop garagero, con actitud punk, y una melodía y brillantez desbordantes.

El disco arranca con (Let’s all) Turn on, un veloz tema garagero portador de un contagioso riff, y una harmónica con los que no podrás parar de moverte, todo ello aderezado con un sonido «vintage» estilo años 50, en lo que es una canción que homenajea a los míticos temas del rock and roll que triunfaban en aquellos dorados años.

El disco continua con  I want you back en una onda muy popera y con unos coros dulzones e hipermelódicos, todo un pastelito que llevarte a tu boca.
Pero vuelve el ritmo marcado con un tema dedicado a un amigo de la banda tristemente fallecido, Arthur, un tema de claro estilo Rockabilly con ese clásico sonido.

El listón del disco sigue subiendo, y Death ship se mueve elegantemente en terrenos del Power Pop, convirtiéndose en una de mis favoritas del disco. El tema Dig it up es un tenebroso Pshychobilly con claras influencias de The Cramps, pero le sigue en claro contraste, cerrando la cara A, el tema más luminoso del álbum, una bonita y delicada canción dedicada a su chica, My girl. En solo seis canciones los Hoodoo Gurus nos han demostrado su variedad estilística.

El tema Zanzibar que abre la cara B es el único prescindible de este pedazo de disco, que continua en racha con Leilani, una curiosa y psicodélica danza tribal en honor a una chica sacrificada en el volcán de una isla habitada por aborígenes.

El disco termina con varios temas con temática militar de la Segunda Guerra Mundial, el nervioso y de aire nuevaolero Tojo, y el roquero y adictivo I was a kamikaze, quedándose entre medio de ellas la garagera In the echo chamber.

Os recomiendo además, que si os podéis hacer con la reedición en CD de Stoneage Romeos, no lo dudéis, ya que de regalo incluye dos auténticas joyas en forma de canciones, la primera Who do you love, una buenísima y bailable versión de un viejo tema que popularizó en su día el bueno de Bo Diddley. Y la segunda, Be my guru, otro festivo y pegadizo tema que invita a ponerte a dar saltos como un loco mientras lo escuchas, y que te deja con ganas de más.

En resumen, otro «incunable» del rock and roll australiano, de una banda que todavía sigue en activo y que da mucho de sí en sus conciertos, así que ya sabes…

Share
1 Comentario »

DISCO RECOMENDADO: Yoghourt Daze / You’re the best (Loli Jackson – 2001)

elefant

Hoy me toca hablar de otro grupo «maldito», uno de esos que no tuvo la suerte de estar en el sitio justo en el momento indicado, me refiero al trio madrileño Yoghourt Daze. Ellos lanzaron su segundo disco de estudio, You’re the best, el año 2001, justo cuando el éxito del rock alternativo español se diluía como azucarillo en el agua.

Y no fue precisamente por no intentarlo. Los componentes del grupo se fueron a vivir a Londres en 1993, justo cuando se cocía el fenómeno del Brit Pop. Allí formaron la banda, a la que pusieron el nombre de su postre preferido, el yogur de marihuana. Se patearon multitud de garitos, primero viendo conciertos, y con el paso del tiempo tocando en algunos de ellos. Incluso llegaron a actuar en el Festival de Glastonbury sin siquiera tener nada grabado.

En Inglaterra eran como un grano de arena en el desierto, pero a pesar de todo, el grupo se quedó más tiempo por allí disfrutando el momento. Craso error, porque no se dieron cuenta de que en España comenzó a explotar el movimiento Indie, con cada vez más sellos independientes apostando por nuevos grupos. Así que un par de años más tarde de lo debido vuelven a España, donde no tardan en encontrar un sello que edite su primer disco, Licantropía, en 1999. Dos hermanas llamadas Amparo y Cristina Llanos, a las que les encantó el grupo, y que gracias al éxito con su grupo Dover montaron su propio sello discográfico, no dudaron un momento en fichar a Yoghourt Daze, para lanzar su segundo disco.

Así que después de reclutar al nuevo batería Roberto Lozano, y como tenían un montón de canciones compuestas que ya las habían ido tocando en sus bolos, eligieron doce, que grabaron con el productor Dani Alcober. Este último había producido previamente el exitoso segundo disco de Dover. Y así dieron forma a You’re the best, un buen trabajo de pop-rock tamizado a veces por el sonido Grunge que había marcado a toda una generación de jóvenes en los noventa.

El álbum se abre con el temazo Jubilee y unas guitarras de claro aroma Nirvanero, con unas deliciosas melodías vocales por parte de Daniel de las Heras que serán tónica habitual en todo el disco. El nivel no baja y llega el tema que titula el disco You’re the best, de aire más Pop, otro hit single en el que el grupo madrileño combina maravillosamente melodía y guitarras potentes.

Con I’ll give you a star mantienen el nivel por todo lo alto, de nuevo vuelve ese sonido de guitarras con el sello Seattle y se mantienen esos pegadizos estribillos llenos de ritmo y melodía. En Chameleon el sonido se oscurece y endurece un poco, ahora la música se torna mas densa, y el bajista J. Tello asume el protagonismo. El aroma del tema nos conduce hacia el sonido de bandas como Soundgarden.

El disco sigue por derroteros más poperos con temas como Leave it alone, o el tranquilo y melancólico Young,  pero eso dura poco ya que vuelve la velocidad y la rabia con In this town, donde el sonido de la batería vuelve a evocar el sonido Seattle. Un tema que sobresale es sin duda Keep it in, con ese ritmo machacón y ese bonito y emotivo estribillo, otro de mis favoritos del disco.


Otro tema guerrero, y quizá con un cierto toque Punk, es Not decided, ejecutado con poder y actitud, es rápido y veloz. Y ya para ir terminando el disco, están el potente Funk de Us or them, con aires a los Rage Against the Machine. Y, como regalo, un tema escondido, que sigue por esos mismos derroteros mirando a los por entonces nuevos sonidos emergentes del Nu Metal y de grupos como Kid Rock o Limp Bizkit.

En definitiva, un disco que salió en un mal momento, pero que a día de hoy sigue sonando tan fresco, poderoso, y emotivo como cuando lo escuché por primera vez hace una década. Si te gusta el Rock Alternativo o el sonido Seattle, es un pecado que no esté en tu colección.

Share
1 Comentario »

DISCO RECOMENDADO: The Muffs / The muffs (Warner Bros – 1993)

the muffs

Quizás el primer disco de los Muffs no sea reconocido por la crítica como el mejor de su discografía, todos los honores se los lleva su siguiente entrega, Blonder and blonder, pero a mí se me incrustó en lo más profundo del corazón cuando lo escuche por primera vez, gracias, cómo no, a Radio 3 en los primeros años de la fiebre Grunge.

El grupo suena fresco y contundente, en lo que fue el primer trabajo como productor de Rob Cavallo, que sólo un año más tarde saltó a la fama y subió a la primera división de los productores gracias a su trabajo en el disco Dookie de Green Day. En el disco predomina el mismo patrón de sonido en las 16 canciones que lo componen, todas de toque Pop y riffs roqueros. Temas muy melódicos, efectivos y de corta duración.

El álbum se abre con uno de los temas destacados del disco, Lucky guy, con las guitarras sonando más roqueras y distorsionadas que en la mayoría del disco, y con la dulce voz de Kim Shattuck, que pasa de la melodía al grito rabioso en un santiamén. Le siguen Saying goodbye y Everywhere I go , dos preciosas perlas Pop llenas de melodía y encanto tanto musical como vocal desde el principio hasta el final, en las que la voz de Kim tiene ese encanto «naif» tan particular.

Con Better than me, The Muffs vuelven a roquear, recordándonos a los primeros y garageros discos del anterior grupo que formado a finales de los ochenta por Kim Shattuck y su guitarrista Melanie Vammen, las magníficas The Pandoras. Una melodía árabe tocada con un teclado que parece de broma, nos introduce en un nuevo tema, From your girl, que, desde el comienzo, se convierte en una bonita y luminosa canción Pop, con un contagioso estribillo que nos recuerda a los grupos de chicas de los años 60.

Otro ejemplo de Pop garagero, con reminiscencias en los 60 es Not like me, con su ritmo, sus coros, y su pegadizo estribillo. La tónica continua en canciones llenas de dulzura y emoción a ritmo de Pop, como en Baby go round, Every single thing, Don’t waste another day, Eye to eye, y para finalizar el disco la emotiva y acústica All for nothing.

Alternando ese tipo de canciones, nos encontramos con algunos pelotazos roqueros, como la rebelde y nerviosa Big mouth, la garagera Another day, con ese toque Beatle, la hardcoreta versión del tema Stupid jerk, de la legendaria banda Punk americana Angry Samoans, o el ritmo machacón y la rabia expresada en I need you, con claras influencias del sonido del grupo Mudhoney.

En resumen, este primer disco de The Muffs es un carrusel de emociones, melódicas y delicadas a veces, más rabiosas e intensas otras, pero en definitiva un tratado magistral de Power Pop ideal para escuchar un día festivo y soleado. Si se te cruza en tu camino, no lo dudes un momento, échatelo a tus orejas, te reportará maravillosos momentos.

Share
1 Comentario »

DISCO RECOMENDADO: Txarrena / Txarrena (1992 -Mercury)

TXARRENA

Aprovechando que ponemos un tema de este disco, en el especial de este mes de Ábrete De Orejas no podía dejar pasar la ocasión de recomendarte este disco, que Enrique Villarreal, «El Drogas«, sacó paralelamente a su trabajo en Barricada (que por cierto estaban en lo más alto de su popularidad en aquellos tiempos). En este nuevo proyecto se supone que iba a sacar a relucir los temas que no podía o no debía incluir en los discos de Barricada. Y digo se supone, porque a mi parecer, prácticamente la totalidad de las canciones de este disco podían haber formado parte de cualquier disco de Barricada, y es que suenan a Barricada por los cuatro costados.

El disco tiene un comienzo arrollador con Empujo pa’ki, un tema mítico que ya se ha quedado grabado a fuego entre los seguidores de Barricada. La canción tiene ese sonido clásico de las guitarras del grupo pamplonés. Este tema no hubiese desentonado para nada en el disco No se que hacer contigo, al igual que el siguiente, El peldaño más cercano. Otro buen tema, cuya letra, además, sigue el patrón de las canciones de amor atormentado que «El Drogas» escribe para Barricada.

Los chirriantes riffs de guitarra de Piel de gato te trasladan a los sonidos de la época de Pasión por el ruido, y el tema El charco todavía suena a discos anteriores de la banda navarra como Barrio conflictivo. Las crujientes guitarras y la estructura de Déjalo, muñeca!!! son similares al sonido que Barricada empleó para sus discos Balas blancas y La araña. Este es otro tema que sobresale de este disco, al igual que el melódico estribillo de Nos queda poco tiempo, en contraste con su ritmo cortante.

La canción Directo a la cabeza fue la primera que compuso «El Drogas» jugando con un «ocho pistas», y ya pensando que podría formar parte de un proyecto fuera de Barricada. De sonido más oscuro, combina sonidos antiguos y más modernos de sus discos en Barricada y se convierte en otro de las canciones destacadas del disco. Otro tema con sabor a clásico es El lobo feroz, un peligroso cuento que te atrapa desde el principio, con un estribillo para corear a grito pelado en los directos….¡por ti pirata nena, por ti pirata nena!

Siguen los ritmos cortantes y las atmósferas oscuras y sucias con Algo más que su cariño, que evoca sonidos ochenteros de grupos como The Cramps. Y para finalizar el disco, tres temazos que ponen el broche de oro, y que también podían haber sido singles en cualquier álbum de Barricada. El primero es una versión y todo un homenaje a un grupo olvidado de la década de los ochenta, Alarma!!!, y a su canción Frío, escrita por Manolo Tena. Se trata de una canción que merece estar escrita con letras de oro en la historia del Rock español. Excepcional versión de Txarrena, que también adaptó el tema de Jesus and Mary Chain, Beetwen planets, que al final no se incluyó en el álbum.

La balada del disco es Nada sin ti, otra obra maestra de «El Drogas«, a la altura de canciones como No sé que hacer contigo o Deja que esto no acabe nunca. El emotivo tema que cierra el disco, Poca luz, cuenta también con un bonito sonido de harmónica a mitad de la canción. Así que ahora que Txarrena vuelven con nuevo álbum y nueva formación, quizás vuelvan a reeditar este disco, con lo cual aprovecha para llevarte un magistral tratado de Rock and Roll clásico con el sello inconfundible de Enrique Villarreal, «El Drogas«.

Aprovechamos para hacer un homenaje a los miembros del grupo, que no siguen en esta nueva trayectoria de Txarrena y que tan buenos momentos nos hicieron pasar cuando pudimos escuchar por primera vez este fenomenal disco. Ellos son: José Landa (batería), Luis Chávez «El Piti» (bajo) Chema Arteta y Juanjo Ojeta (guitarras).

Share
1 Comentario »

DISCO RECOMENDADO: Rory Gallagher / Photo-finish (Capo – 1978)

Rory_Gallagher_-_Photo_Finish_HQ_-_Front

Hoy os presento un disco muy especial para mí, el primero con el que descubrí al maestro irlandés de la guitarra, el genial Rory Gallagher. Quizás no sea su mejor disco (por cierto podría recomendaros cualquiera de su discografía porque todos mantienen el listón muy alto), pero este es mi preferido. Se trata de su séptimo disco de estudio, Photo-finish, que salió a la venta en 1978, un álbum en el que el Rock gana terreno al Blues, y las dosis de virtuosismo y sentimiento al tocar la guitarra se reparten por todas las canciones que lo componen.

El disco arranca con el riff rocanrolero de Shin kicker, todo un homenaje a los moteros, con un ritmo alegre y desenfadado. Después, sigue un tranquilo y agradable tema llamado Brute force & ignorance, donde el bajo de su inseparable compañero Gerry McAvoy remarca el ritmo de la canción y nuestro Rory se marca unos espectaculares arpegios con sabor a Tex Mex.

Vuelve la velocidad con Cruise on out, esta vez de ritmo Rockabilly, un tema en el que Gallagher busca sonar como las primeras grabaciones de Elvis Presley en Sun Records. Con Cloak and dagger, el ritmo se vuelve a ralentizar, la batería de Ted McKenna conduce pausada y contundentemente el tema, después aparece la harmónica y una bonita melodía vocal de Rory Gallagher.

Una bonita y emotiva línea vocal abre Overnight bag (a mí me recuerda, salvando las distancias, a Rod Stewart), la cual nos presenta una preciosa canción sobre la dura vida en la carretera en la que aparecen bonitos sonidos de guitarras acústicas. La siguiente, Shadow play, es mi favorita del disco, te atrapa desde el principio y te acaba rematando el riff del solo central, otra obra maestra del irlandés. Vuelve la calma y el sabor a Blues añejo, con el sonido de la guitarra y la harmónica en el tema The Mississippi sheiks, pero justo después llega Last of the independents, con su veloz ritmo cabalgante y un fuerte aroma a western, toda una delicia.

Y para finalizar este gran disco nos ofrece un bonito y delicado tema en clave de balada Blues, con un riff irresistible que es como una caricia cada vez que suena. Si tienes la reedición en CD del año 98, podrás disfrutar de otros dos temas grabados en las sesiones de Photo-finish, pero que se quedaron fuera del álbum. Hablamos de Early warning, un auténtico trallazo roquero que es una oda antinuclear, y para cerrar, Jukebox Annie, un Honky Tonk con harmónica y una dobro slide que te deja con ganas de más. En definitiva, si te gusta el Blues o el Rock, y no conoces a Rory Gallagher, ya estás tardando en hacerte con este Photo-finish, o con cualquier otro disco del guitarrista irlandés, seguro que no te defraudará.

Share
2 Comentarios »

DISCO RECOMENDADO: Grand Funk Railroad / On time (Capitol – 1969)

GRAND FUNK RAILROAD

Hoy contamos en esta sección con el power trio por excelencia, Grand Funk Railroad, o lo que es lo mismo, una fantástica mezcla de Rock, Funk y Blues, tocado a todo volumen. Podría incluir en esta sección la mayoría de sus siete primeros discos, pero sólo podía elegir uno y he optado por el primero, que es una buena piedra de toque para que comiences a conocer a esta fantástica banda americana. Que por cierto es la banda favorita de Homer Simpson, que no tendrá mucho cerebro el pobre, pero la verdad es que tiene un gran gusto musical .

El disco comienza con la animada y rítmica Are you ready, quizás el tema más comercial del disco, que te engancha con su pegadizo estribillo y su ritmo saltarín. Después, llega el tranquilo y melancólico inicio de Anybody’s answer, que va subiendo en intensidad, para volver más tarde a la tranquilidad, y a subir de nuevo hacía el final del tema. Toda una montaña rusa de emociones. Time machine es un Blues de la vieja escuela que da paso a la rítmica High on a horse, bastante parecida en su estructura a la canción que abre el disco, pero que contiene un gran sólo de guitarra de Mark Farmer.

Con el tema T.N.U.C., el Funk que asomaba en algunas de las anteriores canciones, en esta se deja notar con claridad, y el bajo de Mel Schacher nos invita a mover el esqueleto, aunque el protagonista de la canción es el batería Don Brewer, que se marca a mitad del tema una espectacular exhibición. Previamente al sólo de batería, la guitarra nos recuerda peligrosamente al inicio del tema Born to be wild de Steppenwolf (o quizás sea un homenaje a la banda canadiense). Bueno, el caso es que entre una cosa y otra, la canción llega casi hasta unos nueve disfrutables minutos.

Después, llega el tranquilo inicio de Into the sun, que no nos avisa para nada de lo que nos viene encima. El bajo y la batería se unen para marcar un machacante ritmo, en lo que para mí representa la canción favorita del disco. El primer single que Grand Funk Railroad utilizaron para promocionar este álbum fue Heartbreaker, una triste e intensa balada con tintes blueseros, que refleja el dolor y la depresión tras una ruptura sentimental.

El Funk regresa con el tema Call yourself a man, donde el bajo vuelve a destacar sobre los demás instrumentos. Y para ir finalizando el álbum, vuelve la calma de Can’t be to long, con un épico y solemne estribillo. El álbum se cierra con Ups and downs, quizás el único tema prescindible de este gran disco. En definitiva, si tienes oportunidad de hacerte con este On time de Grand Funk Railroad, no lo pienses un momento y disfruta con él. Aquí tienes el disco ideal para escuchar a todo volumen, al amanecer de un domingo resacoso, mientras te bañas en un pantano en el que se está celebrando un concurso de pesca (Verídico).

Share
2 Comentarios »