HUIDA Capitulo 14 (David Tello)

Sin comentarios »

HUIDA MANOS ZOMBIES

SECCIÓN: A LEER, QUE SON DOS DÍAS.
HUIDA
Capítulo 14
Martes 9 de Diciembre de 2014.

Los rabiosos empezaron a golpear la puerta durante un buen rato. La puerta aguantaría, pero por si acaso hicimos una mini barricada con mesas y sillas del bar. Si pasaban la puerta no los detendría pero al menos sí que los ralentizaría un poco. Además uno de nosotros haría guardia frente a la puerta por la noche.

Poco a poco a lo largo del día los golpes fueron a menos. Decidimos quedarnos allí un par de días. Pensamos en buscar entre los cadáveres de la cámara frigorífica para tratar de encontrar las llaves de alguno de los coches que había aparcados fuera. Estaba claro que si queríamos seguir dirección a Motorland, hacerlo a pie era un suicidio.
Además trataríamos de evitar la carretera nacional todo lo posible, o al menos las poblaciones que atravesaba esta.

TEMA: A UN A�?O DE LA TOMA DE LA UDM Viña del Mar, Universidad del Mar,  Reñaca, 19/12/2013 Ivan junto Antón acarrean agua hacia la universidad.  Después de que se cortaron los servicios de agua en la universidad, los comuneros comenzaron pedir agua parar poder realizar las labores que la requieran.   FOTOS: Pablo Sanhueza

Esa noche me quedé yo de guardia. Como a las 3 de la madrugada se levantó De Guzmán y vino a hacerme compañía un buen rato. Me explicó que no sabía lo que nos podíamos encontrar al llegar a Motorland. La última vez que pasó por allí habían vallado y fortificado todo el recinto y que esperaba que hubiesen resistido a los rabiosos. Luego volvió a irse a dormir.

Algunas veces seguían oyéndose ruidos en el piso de arriba. Al amanecer desperté a De Guzmán y a Javi. Desayunamos y después aproveché para dormir un poco. Cuando me desperté fuimos a la cámara frigorífica para registrar los cadáveres como habíamos hablado el día anterior.

HUIDA CAMARA FRIGORIFICA

Aquello era asqueroso. El olor empezaba a ser nauseabundo y lo que veíamos no era mejor. Este horror no entendía de clases. Había desde un hombre mayor muy bien vestido, empleados de la gasolinera que había contigua o chicas de las que “trabajaban” allí.

Al buscar en los bolsillos encontramos teléfonos móviles, ya sin batería, carteras y finalmente encontramos entre todos los cuerpos dos llaves de coches. Unas llaves de Renault y otras Seat.

HUIDA PARKING SUBTERRANEO

Salimos de allí y volvimos a cerrar la cámara. Ahora tendríamos que ir al parking para buscar de qué coche eran y comprobar si arrancaban. Esta vez fue De Guzmán el que se quedó. Javi y yo salimos con una llave cada uno. Nada más salir, al otro lado vi una Renault Traffic de color gris. Le hice un gesto a Javi para que viniese conmigo. Pude abrir con las llaves y arrancó a la primera. Enseguida quité el contacto para no llamar la atención de rabiosos que pudiesen estar cerca.

Muy cerca de donde habíamos saltado la valla había un Seat Ibiza. Nos acercamos. Estaba justo al lado del coche que se había empotrado contra la pared. Cuando Javi iba a intentar abrirlo me di cuenta que el rabioso que debería estar atrapado ya no estaba. Acto seguido vi como algo salido de la nada se abalanzó sobre Javi. Era aquel puto rabioso. Se lo quité de encima con una patada y cuando intentaba levantarse saqué el revolver y le disparé un par de veces.

HUIDA ZOMBIE REVENTADO

A la distancia que lo hice le destrocé la mandíbula y cayó al suelo completamente inerte. Pronto se escuchó cómo venían más rabiosos de la carretera hacia allí. Además saltó uno a través de una de las ventanas del piso superior. Regresamos lo mas rápido posible. De Guzmán estaba en la puerta cubriéndonos con su rifle de asalto. Entramos y cerramos la puerta.

David Tello

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Temas: , , ,

Deja un comentario