A LEER,…QUE SON DOS DIAS: HUIDA Capitulo 1 (David Tello)

1 Comentario »

Martes 18 de Noviembre de 2014.

Acabo de llegar de trabajar. Hoy ha sido un día raro en el trabajo. Trabajando en seguridad en un centro comercial siempre se ven cosas raras, pero lo de hoy ha sido de locos.

Jorge que estaba en la sala de cámaras nos ha avisado que había entrado un borracho por la puerta 2. Al acercarnos e invitarle a irse del centro, nos ha atacado sin mediar palabra. Estaba como enrabietado, nos ha costado reducírle. Al final mientras Fran lo sujetaba yo he podido engrilletarlo.

Lo hemos metido al almacén que hay junto a esa entrada y Jorge nos ha dicho que ha avisado a la policía y que estaban de camino. El puto loco había mordido a mi compañero en una mano. Tenia pinta de que fuese de droga hasta las cejas. En todo el rato que hemos estado con el hasta que ha llegado la policía no ha dicho ni una palabra.

Ademas hemos tenido que dejarlo atado con las esposas a una estantería por que incluso engrilletado intentaba atacarnos continuamente. Cuando ha llegado la patrulla les hemos ayudado a meterlo en el coche.

Le han dado la citación a mi compañero para el juicio rápido y le han pedido que fuese al hospital para que le hiciesen el parte de lesiones por el mordisco. Después de eso el turno ha pasado muy rápido, Fran se ha ido al hospital y yo me he metido en la sala de control con Jorge y el jefe de seguridad del centro comercial para ver el vídeo de lo ocurrido.

He rellenado el parte de incidencias para mi compañero del turno de noche, le he dado novedades cuando ha venido y me he ido a casa. Cuando he llegado he llamado a Fran para ver que tal iba en el hospital. Aun no le habían atendido. Me ha dicho que para ser un Martes urgencias estaba a rebosar y que cree que tenia un poco de fiebre, lo que le faltaba, que la herida se le infectase. Le he dicho que mañana hablamos y he colgado.

Miércoles 19 de Noviembre de 2014.

No he podido dormir muy bien. Vivo en la Avda. Compromiso de Caspe, en el barrio de Las Fuentes, y generalmente se escucha alguna que otra sirena de policía o ambulancia por la noche pero hoy ha sido algo constante. Quizás haya habido algún accidente múltiple en el tercer cinturón o algún incendio cerca de aquí.

He desayunado y he puesto las noticias de Antena Aragón para ver si decían algo. Nada, lo de siempre, corrupción, paro y tensión y conflictos entre Rusia y Ucrania… He bajado a comprar el pan. En 5 minutos han pasado 3 coches patrulla y otras tantas ambulancias. Estoy convencido que algo gordo ha pasado.

Cuando he llegado a casa he llamado a Fran para ver que tal le fue por la noche y si él, al haber estado en el hospital sabia algo. No ha contestado. He comido y he vuelto a llamar. De nuevo no ha contestado. No le he dado importancia, luego lo iba a ver en el trabajo.

Voy por el cinturón, hay mas trafico de lo normal. Llego al trabajo y Jorge que ha llegado antes que yo y ya esta en la sala de control me pide que me cambie rápido que hay jaleo. Voy a vestuarios todo lo rápido que puedo, me cambio y vuelvo allí. Miro las pantallas y todo es un caos.

Mi compañero del turno de mañana esta intentando parar a la gente en el supermercado, ¡NOS ESTAN SAQUEANDO!. Cuando estoy a punto de salir de la sala veo por las cámaras que a mi compañero le están dando una paliza. Hay cientos de personas, si voy correré la misma suerte. Cojo el teléfono para avisar a la policía y Jorge me dice que ya lo ha hecho y que la policía esta desbordada, que no dan abasto, que toda la ciudad esta igual.

Yo no tengo familia, pero Jorge tiene mujer y una hija. Me dice que se va para estar con ellas, no se quiere arriesgar a que les pase algo. Le pregunto por el jefe de seguridad y dice que hoy no ha ido al trabajo. Yo decido irme también a mi casa para evitar un posible robo. Quedamos en llamarnos mas tarde y nos vamos dejando el centro comercial a su suerte.

Subí en mi coche y salí del parking por Mª Zambrano. Tenia claro que con lo que había visto no quería pasar por el centro para volver a casa, así que gire por Pablo Ruiz Picasso, Salvador Allende y vuelta al tercer cinturón hasta Las Fuentes. Dejé el coche en el garaje y subí a mi piso.

La verdad es que me había metido en un buen lío, me podía dar por despedido. Ademas de abandonar el puesto de trabajo me había ido a casa con los grilletes, la defensa reglamentaria de 50cm y el revolver cargado y las 12 balas del cinturón.

Una vez dentro de casa cerré la puerta con llave y puse de nuevo la televisión al mismo tiempo que buscaba información en Internet. En las paginas de los principales periódicos hablaban casi de estado de sitio, de una especie de locura colectiva a nivel nacional. Pero no pude encontrar en ningún sitio que había desencadenado todo esto.

Volví a prestar atención a la televisión cuando una reportera con su cámara informaba desde el centro de Zaragoza. Hablaba de ataques entre personas y de robos a gran escala. Las imágenes mostraban un caos absoluto. Según estaban mostrando la gente saqueando en las tiendas de Paseo Independencia un camión de basuras de FCC embistió de lleno a la reportera para después empotrarse contra el escaparate de una perfumería arrollando al menos a otras 5-6 personas.

Acto seguido cortaron la conexión unos minutos. Las siguientes horas fueron muy similares. Atento a la radio, televisión e internet constantemente. Poco a poco las noticias sobre saqueos fueron perdiendo fuerza contra las que hablaban ataques, gente que enloquecía y atacaban a otras personas de manera brutal.

Cayó la noche. Apenas pude pegar ojo. De vez en cuando se escuchaban gritos en la calle. Algunos incluso parecían sonar desde dentro del edificio. Bajé las persianas para tratar de pasar inadvertido y apagué todas las luces a excepción del portátil para tratar de seguir informado. Las sirenas de policía poco a poco fueron dejando de escucharse.

David Tello

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Un comentario a “A LEER,…QUE SON DOS DIAS: HUIDA Capitulo 1 (David Tello)”

  1. Después de lo del mozo de Bronchales y la del sede del PP, esta novela me parece bastante creíble y relista,jeje.

Deja un comentario