PETROGRADO ES CULTURAL‏ (III)

Sin comentarios »

BIZNAGA Y FUTURO TERROR

Me gusta la música, mucho, toda. Desde mi compatriota Chaikovski hasta
el políglota Cañita Brava me gusta todo. Luego uno tiene sus
preferencias y aunque hace un par de años que apenas puedo dedicar
tiempo a escucharla y descubrir nuevas bandas, mantengo la oreja bien
abierta (guiño al editor) para que puedan entrar nuevas tonadillas.

Por acotar un poco la entrada de hoy hablaré de música pop-punk
española. No punk-pop, no pop, no punk, dejémoslo en pop-punk.
Eso hacen Biznaga (best name ever) desde Madrid; si bien su demo de 2012 sonaba
más punk que pop, el EP del 2013 ya apuntaba hacia una limpieza sónica
que tras el LP de 2014 me hace decidirme a poner la etiqueta pop delante
de punk.

Pero cuidado, esto no quiere decir que no sea punk, porque no
se tragan la flema en ningún momento, escuchen el asombroso “Centro
Dramático Nacional” su primer LP publicado este año.

El disco es increíble, te retrotrae a la España de la movida y produce la
sensación de estar escuchando por primera vez algo como Parálisis
Permanente o Eskorbuto.

Es un puto diez, diez himnos con letras “malrolleras” de alienación, asco y existencialismo. Es muy difícil destacar una canción por encima de las demás, pero para un servidor “Las
Brigadas Enfandadas” y “Máquinas Blandas” deberían pasar a la condición
de clásicos desde ya.

La primera de esas canciones no deja de recordarme
en sus primeros compases a otro himno moderno creado por los pamplonicas
(otro guiño al editor) Kokoshca, hablo de “La Fuerza”, mejor canción en
español del siglo XXI hasta la fecha.

Y qué decir de los alicantinos Futuro Terror, desde hace años que mis
grupos favoritos residen en la Comunidad Valenciana, existe allí una
verdadera escena under-underground.

Estos son más punk en lo instrumental y más pop en las letras (aquí hay algo de amor-desamor)
pero siguen haciendo pop-punk. Se les nota su devoción por el “kiwi
post-punk” de las antípodas, bandas como The Clean, Toy Love o cualquier
otra del catálogo de Flying Nun Records de los 80 acuden en seguida a la
cabeza al escucharlos.

También recuerdan en los cortes más rápidos al
malogrado Jay Reatard y bandas de la hornada pop-punk canadiense como
Steve Adamyk o los Sonic Avenues.

En definitiva, que perfectamente podrían haber publicado su LP (recién
salido) en Dirtnap. Lo ha sacado Discos Humeantes, que nunca fallan, y
“María Orsic” es la mejor canción del año. De lejos.

En Petrogrado, a 30 de septiembre de 2014,

Yevgueni Byket

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario