PETROGRADO ES CULTURAL‏ (II)

2 Comentarios »

WHO THE FUCK IS TINY TIM

Herbert Khaury nació en Nueva York durante la primavera de 1932 y con seguridad tuvo que ser un infante complicado de mirar. Sus padres, un libanés y una judía americana machacaron el dúctil cerebrín del pequeño Herbert con viejas canciones populares que nunca más se pudo sacar de la cabeza.

Desde muy pequeño aprendió a tocar el ukelele con pasión y participó en todo tipo de certámenes amateurs (debutó en un cabaret lésbico) siendo el ganador de un par de ellos durante 1954, por aquel entonces su nombre artístico era Larry Love. Luego fue The Singing Canary para terminar siendo famoso como Tiny Tim.

Tiny Tim era un tipo rarísimo, un bendito freak de los pies a la cabeza, era como el primo de Zumosol (rozaba el uno noventa) del Sr. Pingüino; rizada melena negra, brillantes ojos tristes, complexión fofa, dentadura y nariz desproporcionadas… Si añadimos al cóctel su estrafalario estilismo ya tenemos al esperpéntico Tiny Tim superficial.

Pero lo importante está en el interior, y el Tiny que subyacía debajo era tanto o más delirante que el “visual” como ahora comprobarás.

Tiny siempre fue un hombre a contracorriente, mientras entre la juventud triunfaban las actitudes rebeldes, el ácido lisérgico, los sonidos psicodélicos y las ideas liberales, nuestro hombre era un personaje fervientemente cristiano, asexual (a los 45 años afirmaba que nadie lo había besado salvo su madre) y libre de vicios.

Vestido como un auténtico payaso cantaba con una deliciosa y chirriante voz de falsete letras hilarantemente cándidas. Las alegres y felices melodías que extraía de su incombustible ukelele llevaban sin necesidad de droga al éxtasis místico inmediato a todo aquel que las escuchaba.

Estas y otras características lo convertían en el auténtico héroe subversivo de la década. Muchas de sus canciones eran partituras de finales del siglo XIX que Tiny encontró en la New York Public Library, otras eran composiciones propias y más tarde incluso llego a hacer versiones de famosos temas de otros artistas: “New York, New York”, “Great Balls of Fire”, “Girl”… Su versión siempre superaba de forma abrumadora a las originales.

Después de muchas grabaciones caseras, conciertos en locales de mala muerte y trabajo duro, Tiny alcanzó el éxito en 1968 con su famoso single “Tip Toe Thru the Tulips with Me” (incluído en el LP “God Bless Tiny Tim”, su primer disco oficial), un temazo que concentra toda la esencia del artista y que llegó a estar en el Top 40 durante varias semanas.

La gente le comenzó a ver como el ídolo que realmente era, sus apariciones en TV eran frecuentes, participando con un pequeño papel en la serie “Rowan and Martinzs Laugh In” o siendo uno de los colaboradores habituales en el popular show de Johny Carson.

http://youtu.be/N_PLWqnfFgU

Tiny ya no era un simple cantante estrafalario sino todo un showman y la gente le adoraba, Bob Dylan lo admiraba, a George Harrison le entusiasmaba, todos los grandes del momento sucumbían ante su auténtica e inabarcable extravagancia.

Por desgracia en los años posteriores su fama va menguando, pero eso no quiere decir que Tiny deje de trabajar, de hecho no parará nunca de sacar discos y hacer conciertos, su discografía es tan extensa que resulta inabarcable.

Sus piezas más importantes o al menos más famosas, a parte del ya mencionado “God Bless Tiny Tim”, serán “Girl” (un disco de versiones junto al Brave Combo), “Tiny Tim’s Christmas Album” (no hay que ser muy listo para saber que es un disco de villancicos), “I love me” o “Songs of a Impotent Troubador” (recopilatorio que repasa la carrera del artista con 35 canciones datadas desde 1947 a 1995, todas ellas inéditas).

En 1987 después de varios pequeñas apariciones en diversas películas y cortos (“You Are What You Eat”, “Normal Love”, “One trick Pony”…) Tiny participa en Blood Harvest de Bill Revane, una película de terror casposo en la que interpreta a uno de los personajes principales: Marvelous Mervo, un malvado clown cantarín (sin duda un papel a su medida). Por desgracia es una cinta bastante difícil de encontrar.

Miss Vicky, su primera esposa, comentaba que Tiny ya le había avisado antes de casarse acerca de que quería mantener intacta su virginidad incluso después del matrimonio para mantenerse puro. Y casi lo consiguió, según su ex-esposa sólo tuvieron el sexo suficiente para tener una hija, a la que bautizaron con el bonito nombre de Tulip, en honor a su mayor éxito, y de la que posteriormente Tiny no quiso saber nada por ser mujer.

Pero claro, sólo son habladurías. Como las que dicen que Tiny creía firmemente en una invasión extraterrestre de la Tierra para el año 2000, o los que ladran que su dieta consistía únicamente en patatas crudas y cerveza, o que era un obsesivo compulsivo de la limpieza…

Sea como fuere nadie consiguió destruir su mítica imagen a pesar de que la televisión lo intentó cruelmente en sus últimos años cuando lo invitaban para ridiculizarlo en directo, quizás fue uno de los primeros “juguetes rotos” de la caja diabólica. Hace unos años se especuló con una película basada en su vida protagonizada por Jim Carrey, que por supuesto también lo admiraba, pero la cosa no debió de acabar de cuajar.

Finalmente, nuestro ídolo subió al paraíso en 1996. Murió de la forma más épica posible: sobre el escenario, al pie del cañón, de un infarto mientras cantaba su hit “Tip Toe Throu the Tulips with me”. La leyenda ya había comenzado…

Tras su muerte, fueron muchos los medios de comunicación que empezaron a intentar echar basura sobre la figura de Tiny, ninguno se preocupaba de hacer recordar sus logros musicales, sino que intentaban inmiscuirse en su vida privada, remover entre sus trapos sucios.

Así muchos de sus conocidos empezaron a confesar que Tiny era todavía mucho más extravagante en su vida real que sobre el escenario. Uno de sus amigos declaró que Tiny estaba totalmente obsesionado con el sexo y que solía decir que si no llegaba a ser cantante le gustaría ser estrella del porno.

Otros afirmaban que él siempre había querido ser mujer, y de ahí la ambigüedad de su sexualidad. Yo, me acostaría con él ahora mismo, lo amo, God bless you, Tiny Tim.

En Petrogrado a 21 de agosto de 2014,
Yevgueni Byket

FacebookTwitterGoogle+Compartir

2 Comentarios a “PETROGRADO ES CULTURAL‏ (II)”

  1. ¡Dios santo!, personajes como este sólo pueden salir en los E.E.U.U., y son necesarios para entender el crisol de razas y culturas que se han entremezclado en la corta vida del Imperio del Capitalismo, provocando aberraciones tan estrafalarias, y encantadoras como Tiny Tim.

  2. Rafael Dice:
    julio 7th, 2018

    Gracias y muchas gracias por esta excelente reseña. Apenas ayer he conocido a este genio gracias a la recomendación de una amiga. Muy buen articulo, ansío conocer mucho mas del gran Tiny Tim.

Deja un comentario