A LEER,…QUE SON DOS DIAS: Fragmentos- (David Tello)

1 Comentario »

CAPITULO 17

Iba tan distraído pendiente del coche que me estaba siguiendo, que no me di cuenta y tropecé con una mujer mayor y sus dos perros enanos, que se pusieron a ladrar sin parar llamando la atención de toda la calle. Provocando que también me viesen los que me seguían.

Aceleraron hacia mí y no tuve opción, entré en el metro.
Bajé las primeras escaleras lo más rápido que pude, esquivando a toda la gente que salía. Gire la cabeza y vi como dos tipos entraban corriendo por la boca del metro.

Me salté el control de acceso, y al hacerlo casi me voy al suelo, pero me pude reponer y seguir corriendo. Lo bueno del metro de Washington (bueno en esta ocasión) es que sus estaciones son casi laberínticas. Llenas de pasillos y más pasillos con gente pidiendo, cantando o vendiendo baratijas de todo tipo.

Tras recorrer varios de estos pasillos todavía no los podía despistar y cada vez los tenía más cerca. Cuando ya estaban a solo unos pocos metros de mí uno de ellos chocó con uno de estos “cantantes” del metro, al que no le sentó muy bien y tras empujarle empezó a discutir con él.

Seguí corriendo aprovechando la situación. Bajé unas escaleras mecánicas que daban justo al andén del metro. Por suerte, justo en ese momento estaba llegando. Al abrirse las puertas entré como pude, chocando y empujando a casi todo el mundo que bajaba en esa estación. Una vez dentro decidí ir hacia el fondo del vagón.

El metro cerró las puertas y se puso en marcha. Con todo el tumulto que se formaba al subir-bajar del metro no sabía si los que me seguían habían subido antes de que se cerrasen las puertas. Por si acaso pase de un vagón a otro mirando hacia atrás en cada uno para ver si todavía me seguían.

Y así era, iban avanzando vagón tras vagón como yo. Llegue hasta el ultimo vagón, ya no tenía opción, estaba atrapado. En el mismo momento que entraban en el último vagón el metro se detuvo y abrieron las puertas.

Salí como pude, entre toda la gente que entraba. Cuando estaba a punto de salir del andén vi a un policía. ¿Que debía hacer? ¿Pedir ayuda al policía para ahuyentar a aquellos tipos o seguir huyendo y tratar de despistarlos?

CONTINUARÁ……………

David Tello

ELIGE LA OPCIÓN QUE CREAS MÁS ADECUADA,Y APÓRTALA EN EL APARTADO DE COMENTARIOS DE LA SECCIÓN,….¡TÚ DECIDES EL DESARROLLO DE LA NOVELA!.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Un comentario a “A LEER,…QUE SON DOS DIAS: Fragmentos- (David Tello)”

  1. Buff a la Policía ni de lejos, seguro que está metida también en el lío, sigue huyendo que parece que se te da bastante bien.

Deja un comentario