A LEER,…QUE SON DOS DIAS: Fragmentos- (David Tello)

1 Comentario »

 

CAPITULO 16

Todo esto se estaba complicando más de la cuenta, así que pensé que lo mejor sería dejar a Grace con Rick. Así de paso evitaba un posible enfrentamiento entre Susan y Grace.

Aparque en el centro comercial y llame a Rick. Le conté lo que había pasado y le pedí que viniese lo más rápido posible. Calmè a Grace mientras tomábamos algo en una de las cafeterías de la planta superior del Little Falls.

Ella aun estaba más nerviosa que yo y me costó convencerla para que no viniese conmigo. Finalmente acepto quedarse con Rick siempre que estuviese con ella hasta que llegase. Empezó a contarme lo que sabía sobre Susan:

-Pat, ayer Susan me llamo varias veces.
-Y…
-Yo no conteste ninguna de ellas. Pero cuando dejo de llamarme vi que había dejado un par de mensajes en el contestador. En los primeros solamente me decía que tenía que hablar conmigo. En el último dijo que si no hablaba conmigo tú estarías en peligro…

-Hola, ¿Cómo estáis? (Rick acababa de llegar.)
-Como te iba diciendo, ya habíamos tenido algún atraco este año, pero estas cosas siempre asustan.

No entendía nada, Grace había cambiado de tema para que Rick no se enterase de la conversación. Creí que lo mejor sería seguirle el juego, supongo que lo hizo por algo.

-Si, sí, claro siempre asustan. Rick, como te he dicho antes por teléfono necesito que te quedes con Grace un par de horas mientras voy a visitar al Dr. Livingstone.
-Si, ningún problema. Si te parece bien te esperaremos en mi casa.
-De acuerdo, nos vemos allí dentro de un rato.

Me despedí de ellos y baje por las escaleras mecánicas del centro comercial hasta la planta del parking. Me subí en mi coche y arranque. Tarde un poco en salir, Malditos centros comerciales, están pensados para que te sea muy fácil entrar y muy difícil salir.

Volví por Sangamore hasta el Bulevar Mc Arthur, crucé por el puente Chain hasta Arlinwood y empecé a subir por Dolley Madison. Parecía que un coche me estaba siguiendo, así que decidí callejear un poco. Arlinwood era una tranquila zona residencial con poco tráfico y pronto sabría si me seguían realmente o era una paranoia mía.

Efectivamente alguien me estaba siguiendo. Me metí en la primera salida que había a la 123 y acelere. El coche que me seguía hizo lo propio y cada vez lo tenía más pegado a mí. Iba tan pendiente del otro coche que me fui recto en una curva y termine en la cuneta entre el parque Fort Marcy y el Rio.

Por suerte no me había hecho nada, pero el coche no arrancaba. Pude ver por el retrovisor como el coche que me seguía paraba. La adrenalina volvía a fluir por todo mi cuerpo y solo se me ocurrieron dos opciones, salir corriendo y ocultarme en el parque o plantarme decididamente y averiguar quién me estaba siguiendo…

CONTINUARA……………

David Tello

ELIGE LA OPCION QUE CREAS MAS ADECUADA,Y APORTALA EN EL APARTADO DE COMENTARIOS DE LA SECCION,….¡TU DECIDES EL DESARROLLO DE LA NOVELA!.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Un comentario a “A LEER,…QUE SON DOS DIAS: Fragmentos- (David Tello)”

  1. Huye y escóndete, quizás desde tu refugio puedas ver de quien se trata.

Deja un comentario