LOS VIEJOS ROCKEROS NUNCA MUEREN: Donnna Summer

Sin comentarios »

LaDonna Adrian Gaines más conocida como Donna Summer nos dejó recientemente por culpa de un cáncer de pulmón, tenía 63 años, y es menester que en este programa le dediquemos este pequeño homenaje a la indiscutible reina de la música disco.

Nacida en Boston, comenzó su pasión por la música en las reuniones dominicales de la iglesia de su barrio, el góspel le gustaba, pero pronto se decanto por el sonido de las Supremes, de quienes formó a una pronta edad un grupo en el que versionaba sus éxitos.

Su peculiar voz de mezzosoprano y su físico, recibían las burlas de sus familiares, así que en cuando pudo se marchó a New York, también durante esos años recibió fuertemente el influjo de la música hippie, en especial de Janis Joplin, llegando a formar parte de un grupo psicodélico.

http://youtu.be/h1ArZEFwRsY

Pero su voz no pasó desapercibida en la gran manzana, y estuvo a punto de formar parte del musical “Hair”, cosa que consiguió más adelante al ser elegida para hacer la gira Europea del mismo.

Se enamoró de Europa, en especial de Alemania donde residió varios años y también del actor austríaco Helmuth Sommer, con quien estuvo casada y al divorciarse adaptó su apellido de casada al de Summer, con este sobrenombre será reconocida mundialmente en un futuro no muy lejano.

En 1974, (buen año por cierto), lanzó su primer disco “Lady Of The Night”, de la mano de los productores Giorgio Moroderr y Pete Bellotte, que aunque en América pasó desapercibido, en Europa logró entrar arriba en las listas en Holanda y Bélgica.

http://youtu.be/C2q2bis6eLE

Pero el éxito llegaría con el tema “Love To Love You Baby” ,en la que los jadeos y gemidos de la Summer, llegaron a hacer creer a los medios musicales, que eran auténticos orgasmos de la cantante, el escándalo estaba asegurado, y en Europa muchas emisoras se negaban a ponerla así que no tuvo mucha repercusión en el viejo continente.

Por suerte, una copia llegó a Estados Unidos y cayó en manos de Neil Bogart presidente del sello discográfico Casablanca, (sí el que luego dio a conocer al mundo a Kiss). El directivo se puso en contacto con Moroder y Summer, anunciándoles que lanzaría la canción pero que necesitaba una versión extensa para el baile en discotecas.

Recibió una versión de 17 minutos de duración, que no cabía en un disco de vinilo de tamaño single y que tuvo que editarse en otro de 12 pulgadas: el maxi-single, formato del que Donna Summer resultó ser pionera.

http://youtu.be/swZy2D0Hkpc

A partir de entonces le llegó el éxito, pero también el encasillamiento de la artista a la que siempre le pedían, canciones subiditas de tono, en las que el sexo siempre estuviese presente, y el público recibió una imagen más bien frívola y de vida disoluta, de una Summer bastante alejada del ambiente nocturno, y de ese tipo de vida en la realidad.

Temas como “Bad Girls”, o “I Feel Love”, la hicieron coronarse como “Reina del Disco”, en los años en que ese estilo dominó por completo el mundo.

Pero tanto éxito paso factura a la cantante, quien acabó haciéndose adicta a los tranquilizantes, y tuvo varios intentos de suicidio, al final recondujo su vida abrazando la religión, llevando una vida casi puritana.

Esto coincidió con el declive de la música disco, a principio de los 80, momento en que Donna Summer, rompió con Casablanca Records e inició una nueva etapa más orientada al pop y a la nueva ola con el disco “The wanderer”, con el que no cosechó malos resultados en ventas, pero si comenzaron los problemas legales con su anterior compañía discográfica, que hizo que muchos de sus álbumes no pudiesen ver la luz.

A pesar de ello el año 89 el éxito volvió con el disco “Another Place and Time”, cuyos principales éxitos fueron “This Time I Know It’s for Real” y “I Don’t Wanna Get Hurt”, y una década más tarde, con su canción “Love Is the Healer “que mezcló la música disco y el house, volvió a revivir las mieles del éxito.

También participó en el cine y en algunas series de televisión, por estos lares la pudimos ver en la serie “Cosas de casa”, protagonizando a la moderna tía Oona.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario