A LEER,…QUE SON DOS DIAS: Fragmentos- (David Tello)


CAPITULO 8

Norman era mi amigo y no podía dejarlo allí tirado. Sin pensarlo salí rápidamente de la habitación. Baje en el ascensor y atravesé un pasillo muy estrecho que comunicaba con el parking lo más rápido que pude.

Me pare justo delante de la puerta que daba acceso a este, cogí aire y abrí la puerta. El todoterreno ya no estaba. Norman estaba en el suelo en medio de un charco de sangre. Fui corriendo hacia él y le tome el pulso… estaba muerto.

Saque el móvil para llamar a emergencias, pero en ese mismo momento alguien me golpeo y caí encima de la sangre de Norman. Me gire y recibí otro puñetazo, este directo a la mandíbula. Volví a caer al suelo. Era uno de los tipos que había bajado antes del todoterreno.

-Tienes cojones, tengo que reconocerlo. Acabamos de matar a tu amigo y te presentas aquí.
-Dile a Sam que lo puedo… (Antes de acabar la frase me dio una patada en la boca)
-Cállate payaso, Sam ya sabe que vas a hacer todo lo posible o acabaras como tu amigo.

Volvió a darme otra patada, esta vez en el estomago. Tenía ganas de matar a ese hijo de puta, pero apenas podía moverme de paliza que me acababa de dar. Se subió al coche de Norman, dio marcha atrás hasta donde estaba su cuerpo ya sin vida y lo metió en el maletero. Arranco y desapareció del parking.

Me levante como pude y cuando ya estaba junto a la puerta empecé a oír sirenas. No me podía quedar allí. No podía explicarles lo que había pasado. Además estaba empapado en sangre, la sangre de Norman. Subí como pude hasta la habitación y me di una ducha. Cuando estaba recogiendo todo alguien llamo a la puerta…

-Perdonen.

Estaba otra vez en la presa, con Rick. Junto al coche de Norman. Yo lo conocía, aquel fiambre ERA AMIGO MIO. Un guarda se estaba acercando a nosotros.

-Perdonen, no pueden estar aquí. Así que hagan el favor de subir al coche y marchense.
-Si, si, ya nos íbamos, es que queríamos ver la presa de cerca… (Joder, que mal mentía Rick)

Aproveche para cerrar el maletero. Por suerte las llaves estaban puestas en el contacto. Rick subió al coche también. El olor era insoportable. Trate de arrancar el coche pero no pude. Tal vez se hubiera descargado la batería. Lo intente de nuevo, nada.

El guarda se giro y venia de nuevo hacia nosotros. Al tercer intento el coche arranco. Rick levanto la mano como saludando cuando pasamos a la altura del vigilante. Fuimos hasta donde estaba el coche de Rick. ¿Qué debía hacer? ¿Contarle a Rick todo lo que había recordado, o hacer como si no tuviese ni idea de quién era Norman y deshacerme del cadáver?

CONTINUARA……………

David Tello

ELIGE LA OPCION QUE CREAS MAS ADECUADA,Y APORTALA EN EL APARTADO DE COMENTARIOS DE LA SECCION,….¡TU DECIDES EL DESARROLLO DE LA NOVELA!.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Un comentario a “A LEER,…QUE SON DOS DIAS: Fragmentos- (David Tello)”

  1. Hazte el “longuis”,mozo…deshazte del cadáver,…y a ser posible que parezca un accidente.

Deja un comentario