A LEER,…QUE SON DOS DIAS: Fragmentos- (David Tello)

CAPITULO 4

-Pat, ¿estas bien?. Joder, parece que hayas visto un fantasma.
-No, no, simplemente estaba pensando…

Joder, todavía no podía creer lo que acababa de recordar. Tal vez yo
no fuese la persona que creía ser. Pero, ¿a quien le iba a contar lo
que había recordado?. Lo lógico seria llamar al doctor Livingstone,
pero ¿y si llamaba a la policía? ¿Qué les iba a explicar? ¡Si ni
siquiera yo lo entendía.

-Venga Pat, aun tengo que invitarte a esa cerveza.

Pensé que no sería mala idea tomar unas cervezas con mi hermano y así
tratar de despejarme y pensar que debía hacer. Atravesamos el parque
Seacrest por la avenida Fairmount, pasamos junto al West High School y
bajamos por la avenida California hasta la altura del estadio.
Cogimos la 35th y nos detuvimos frente al Walgreens Store.

Estábamos delante del Downtown. La verdad es que por fuera parecía un antro como otro
cualquiera, pero una vez dentro la cosa cambiaba.Parecía que te
encontrabas en un pub del centro de Dublin.

Desde que entré me di cuenta que había una camarera que no dejaba de
mirarme. Era preciosa: Morena, 1,70 de estatura, quizás algo menos
porque llevaba bastante tacón, la tez oscura con unos ojos intrigantes
que según como les daba la luz se veían marrones o verdes, sonrisa de
no haber roto un plato en su vida.

Cuando se dio cuenta de que también
yo la miraba se dio la vuelta. Yo me gire hacia mi hermano.

-Vaya, vaya, Andrew. Así que este es el famoso Downtown. Mira que has
estado pesado todo el día con este sitio…
-Lo cierto es que no es la primera vez que estas. Quería traerte para
ver si te traía algún recuerdo.
-(Si yo te contase el recuerdo que he tenido…) De momento nada, pero
aceptare esa cerveza que llevas prometiéndome toda la tarde.

Mientras mi hermano se acerco a la barra a pedir se me acerco la
camarera misteriosa, me cogió de la mano y me “arrastro” hasta la
trastienda del bar, cuando quise reaccionar ya me había plantado un
buen “MORREO”.

-Que ganas tenia de verte Pat, llevaba varios días sin saber nada de ti…
-(La interrumpí) Lo siento, no ha estado mal pero, no sé quién eres.
-¿Qué?¿ Como que no sabes quién soy?

Acto seguido me cruzo la cara con un bofetón.
-No sé qué piensas que hay entre nosotros pero como juegues conmigo te
arrepentirás.
-Mira te lo digo en serio, he sufrido un accidente recientemen…
Al tiempo que me daba otro bofetón entro uno de los camareros:
-Grace, ¿Qué pasa, estas bien?
-Si, no te preocupes, buscaba el baño y se ha equivocado de puerta.

Salí de allí y todavía confuso por la situación me dirigí hacia mi
hermano que ya tenía las cervezas en la mesa.

-¿Donde te habías metido Pat?

Le conté toda la escena mientras nos bebíamos la cerveza.
No nos costó mucho, yo no tenía muchas ganas de seguir allí, la tal “Grace”
ya no estaba pero a cambio, ahora tenía la mirada clavada en mi, del
camarero que presencio el segundo bofetón., poco a poco yo me iba
poniendo nervioso.

Mi hermano todavía se estaba riendo con lo que me
había pasado cuando salimos del bar. Cada vez tenia más preguntas
sobre quién era yo en realidad. ¿Quién era esa camarera? ¿tendría algo
que ver con el dinero y con la droga?¿debía de contarle al doctor mis
recuerdos?

….CONTINUARÁ.

David Tello.

FacebookTwitterGoogle+Compartir

Deja un comentario